Vigilabebés

El aparato tecnológico más popular del mundo es el teléfono inteligente. Con él podemos conectarnos con cualquiera en cualquier parte del mundo, ya sea por llamada, videollamada o por cualquier otra plataforma de mensajería, pero para usar un smartphone necesitamos tener cierta edad, la suficiente como para entenderlos, eso como mínimo. Mucha menos edad tienen los recién nacidos, esos pequeños que no puede entender que cuando les enseñamos el pulgar no les hemos quitado la nariz, menos van a entender la tecnología.

Lo que tenemos que hacer con ellos es protegerlos para que crezcan con seguridad, y uno de los aparatos que han diseñado para ello es el vigilabebés con el que podremos escuchar o ver cómo están aunque nosotros no estemos en la misma habitación.

Mejores vigilabebés

El mejor HeimVision Vigilabebes... HeimVision Vigilabebes... 948 opiniones 91,29 €
Calidad Precio GHB Vigilabebés... GHB Vigilabebés... 1.776 opiniones 50,55 €
Nuestra favorita Victure Vigilabebés... Victure Vigilabebés... No hay valoraciones 69,99 €
Victure Vigilabebés con... Victure Vigilabebés con... 391 opiniones 88,99 €
GHB Vigilabebés... GHB Vigilabebés... No hay valoraciones 49,99 €
Victure 1080P Cámara de... Victure 1080P Cámara de... No hay valoraciones 23,85 €
948 opiniones
1.776 opiniones
No hay valoraciones
391 opiniones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
91,29 €
50,55 €
69,99 €
88,99 €
49,99 €
23,85 €

Vigilabebés con cámara 4.5″ ELEHOT

Esta propuesta de ELEHOT es para los que quieren ver a su hijo en todo momento y en cualquier condición. Tiene una cámara que puede capturar los momentos con resolución 720p para que podamos verlo en una pantalla de 4.5 pulgadas. Dicha cámara puede girar en 360º horizontalmente y 120º verticalmente, lo que permite ver al bebé se esconda en el punto en el que se esconda o por mucho que se mueva.

La cámara tiene una visión nocturna que nos permitirá dejar la luz apagada sin que por ello tengamos que dejar de ver lo que pasa. Además, cuenta con sensor de temperatura, por si varía demasiado y queremos subir la calefacción o ventilar un poco el ambiente. Caben destacar también otros detalles, como que los leds son invisibles, algo importante para no poner nervioso o despertar al bebé, o que incluye 8 canciones de cuna.

Vigilabebés inalámbrico con cámara BOIFUN

Este de BOIFUN es un aparato con el que podremos vigilar a nuestro bebé gracias a su pantalla TFT de 3.2 pulgadas. No es un aparato de los más avanzados que existe, pero sí cuenta con todo tipo de funciones aunque su precio es relativamente bajo. A la pantalla de calidad media se le unen otras características como que ofrece comunicación bidireccional, por si queremos cantarle para que se calme.

La cámara incluida también cuenta con visión nocturna infrarroja, y la luz que emite es mínima, por lo que el bebé ni se enterará de que está activa. Entre otras características y funciones, tenemos el monitoreo de imagen, información de la temperatura de la habitación, despertador o un reproductor de música.

Motorola Baby MBP21

Si lo que queremos es algo económico, tenemos que ir a por lo de toda la vida, pero actualizado. Eso es lo que ofrece el Baby MBP21 de Motorola. Cuenta con un micrófono de alta sensibilidad y un control de volumen para que podamos escuchar lo que pasa sin oírlo ni demasiado fuerte ni demasiado flojo. Pero si hay algo en lo que destaca de verdad es en su alcance: hasta 300m.

Este pequeño equipo de vigilancia cuenta con tecnología para evitar interferencias, algo importante teniendo en cuenta la distancia a la que lo podemos usar. Y en cuanto a las baterías, sólo nos tendremos que preocupar del controlador de la parte de los padres; la del otro extremo se conectará a una toma de corriente.

GHB Vigilabebés Inalámbrico Bebé

Otra opción interesante y económica, sobre todo si la pillamos en oferta, es esta de GHB. Se trata de un dispositivo inalámbrico que tiene una pantalla de 3.2 pulgadas, lo que significa que en el otro extremo tiene una cámara. La que incluye este GHB cuenta con visión nocturna, importante en un vigilabebés que probablemente queramos usar con la luz apagada.

Entre otras especificaciones, tenemos la posibilidad de hablar con el bebé, podremos controlar la temperatura, incluye canciones de nana y el fabricante asegura que su alcance es largo, pero no indica de cuánta distancia. Sí asegura que el alcance, sumado a que es inalámbrico, nos permitirá llevarnos el monitor al cualquier parte de la casa.

HeimVision Vigilabebés con Cámara 4.3″

Si queremos algo un poco más avanzado, pero no mucho más, tenemos que valorar al compra de algo como este vigilabebés de HeimVision. La pantalla en la que veremos lo que pasa al otro extremo es de 4.3 pulgadas, más que el estándar o tamaño medio que ronda las 3 pulgadas, pero un poco por debajo de las 5 que incluyen modelos más avanzados y caros.

La cámara vigilante tiene una lente que permite ver 110º, pero en el paquete se incluye un accesorio que permitirá ampliar ese campo de visión a 130º. También incluye soporte para visión nocturna, y el audio es bidireccional, lo que significa que podremos oír lo que pasa en el otro extremo y, si fuera necesario, podremos comunicarnos con el bebé para, por ejemplo, cantarle para que se calme.

Lo que debes mirar para elegir un buen vigilabebés

Fijarse vigilabebés

Alcance

El alcance del vigilabebés es algo que tendremos que valorar sobre todo si elegimos uno que no sea compatible con el WiFi y sus funciones. Estos vigilabebés suelen conectarse a la otra parte con frecuencias de radio y suelen tener un alcance de 15 a 30 metros, que es más que suficiente en la mayoría de casos. La distancia puede ser menor si hay muchas paredes entre las habitaciones, y más si la cocina está a medio camino.

Si se necesita un alcance mayor, probablemente sea porque no estamos en casa o porque hay otro familiar o conocido más cerca que nosotros, pero en ese caso ya merece la pena comprar un dispositivo con WiFi con el que probablemente también podamos ver al bebé por internet desde cualquier parte del mundo.

Calidad de imagen y sonido

Si elegimos uno con cámara integrada, algo que tendremos que mirar es la calidad de la imagen y el sonido. En lo personal, y teniendo en cuenta que hoy en día casi todos los aparatos graban con calidad decente, creo que es algo a lo que yo no le daría prioridad. Pero sí tenemos que fijarnos en que no sea un vídeo demasiado malo, por lo que yo recomendaría algo no inferior a la resolución 720p, siendo una mejor opción la de 1080p.

En cuanto al sonido, difícilmente vamos a saber cómo es hasta que lo escuchemos, pero sí podemos fijarnos en lo que mencionan sobre los micrófonos y los altavoces. Cuanto mejor sea la calidad de la imagen y el sonido, mejor podremos ver si, por ejemplo, hay un bichito paseándose por la cuna o escuchar cómo respira el bebé.

Visión nocturna

Como las cámaras de seguridad, los hay con visión nocturna. Cuando hablamos de cámaras de seguridad, la visión nocturna puede no ser tan importante, ya que de noche hay menos acción, aunque también suele ser el momento favorito de los ladrones. Lo que estoy intentando decir es que una cámara que nos permita ver en la oscuridad es más importante cuando la vamos a usar en entornos oscuros, y la mejor manera de dormir es con la luz apagada. Con un vigilabebés con visión nocturna podremos ver cómo está el bebé aunque lo hayamos dejado durmiendo en la oscuridad.

Conectividad

La conectividad es más importante cuanto más inteligente es un dispositivo. El vigilabebés más básico no necesita prácticamente ninguna, más allá de poder conectarse a una toma de corriente y al otro lado. Uno más avanzado puede necesitar Bluetooth y WiFi, siendo más habitual lo segundo que lo primero. Por Bluetooth podremos hacer alguna gestión, pero esto es poco habitual. Lo que sí se ve más son dispositivos que se conecten al WiFi, y eso nos puede ofrecer muchas posibilidades, como ver lo que ocurre en una app móvil que podríamos usar en cualquier parte del mundo, aunque depende del modelo elegido.

También forma parte de la conectividad las ranuras para tarjetas de memoria SD. Por seguridad, o también por ocio, ya que el bebé puede hacer algo interesante o divertido que queramos ver en el futuro, hay modelos que pueden grabar lo que recoge la cámara.

Intercomunicador

Los modelos más básicos o los de toda la vida son como un Walkie-Talkie que sólo van en una dirección. Un poco más funcionales son los que también nos permiten emitir sonido en la otra dirección. Y no es que nuestro bebé vaya a vigilarnos a nosotros, nada que ver. Esta opción se ha diseñado pensando en calmar al bebé. Si se está moviendo demasiado o escuchamos que se siente incómodo, un intercomunicador nos permite hablar con él antes de que nos levantemos y vayamos a calmarlo. Probablemente no lo consigamos, pero un intercomunicador nos permite hablarle o cantarle, lo que puede ser suficiente en un momento determinado.

Vigilabebés

Sensor de temperatura

El motivo de usar un vigilabebés es no estar en la misma habitación que nuestro pequeño. De alguna manera, estos aparatos nos avisan cuando está pasando algo extraño en la habitación en la que está el bebé, lo que habitualmente es encendiéndose (si no lo estaba) y dejándonos ver o escuchar lo que pasa, pero ver y escuchar no siempre es suficiente. Nunca podemos saber si en la otra habitación hace frío o calor… ¿o sí?

Sí que se puede. Hay vigilabebés que tienen sensor de temperatura, lo que toda la vida se ha conocido como termómetro. Con él, estemos donde estemos siempre sabremos qué temperatura hace en la habitación en donde está el bebé. No es lo más habitual, pero existen modelos avanzados que nos avisan si la temperatura sube o baja de ciertos límites.

Tamaño de la pantalla

Si el vigilabebés funciona con un sistema de cámaras, nosotros tenemos que ver lo que ocurre en una pantalla. Es probable que un aparato de este tipo ofrezca una aplicación móvil que podremos usar para ver lo que pasa en el móvil o una tablet, pero lo que sí tendrá será por lo menos una parte con pantalla, la de los padres.

Si elegimos uno con pantalla, tenemos que fijarnos en sus dimensiones. El tamaño de la misma nunca debería ser menor a las 3 pulgadas, siendo lo aconsejable que se acerque o supere las 5 pulgadas. Es poco más o menos el tamaño de un móvil de la actualidad, y si en los smartphones crecieron fue justamente para poder ver el contenido de vídeo mejor. Si parecía importante ver YouTube más grande, imaginad a nuestros hijos.

Alta sensibilidad

Algunos vigilabebés no están activos todo el tiempo. Están diseñados para ahorrar energía y no es necesario que tengamos el altavoz de nuestra parte todo el tiempo activado. Lo que hacen estos aparatos es que se ponen en marcha cuando detectan algo como si de una alarma se tratara. En los vigilabebés, este sistema suele constar de micrófonos, unos que pueden ser más o menos sensibles.

Cuando estemos revisando las especificaciones, merece la pena encontrar algo relacionado a esto entre ellas. Un vigilabebés de alta sensibilidad incluye un sistema en el cual si detecta una cantidad de sonido durante un tiempo concreto, se pondrá en marcha para que podamos escucharlo.

Con cable o inalámbrico

Los cables están destinados a morir. Cuesta imaginarlo, pero pronto se transmitirán todos los datos por WiFi y cargaremos los aparatos también usando una tecnología similar. En el presente, los cables los usamos para cargar aparatos electrónicos, y también para que otros grandes y fijos puedan funcionar, como los televisores. Los vigilabebés son aparatos más pequeños que podemos usar aprovechando sus baterías, o no.

Un aparato que funciona sin cables es más cómodo, eso no hay quien lo discuta. Lo malo es que, cuando la batería se agota, deja de funcionar. Por lo tanto, tenemos que valorar qué queremos, si la comodidad de no tropezar con los cables o la seguridad de que funcionará mientras haya corriente. Que ese es otro tema: uno con batería funcionará aunque se vaya la luz de casa. Al final, ¿qué preferimos? A lo mejor, lo que nos hace decidirnos es el precio.

Con app para el móvil

Cualquier aparato electrónico que exista, hoy en día tiene su versión inteligente, y si no, poco le faltará. Que sea inteligente significa que cuenta con funciones especiales, unas que en ocasiones tenemos que gestionar con una aplicación móvil. Y si no gestionarlas, que también, lo que podemos hacer con el móvil será consultar la información, algo que también podremos hacer a distancia.

Esto difícilmente será posible si no hay disponible una app móvil. Qué podremos hacer con esa aplicación dependerá del vigilabebés. Con algunos podremos sencillamente hacer algunas gestiones, pero lo más habitual es que podamos ver en el móvil lo que se emite desde la cámara del vigilabebés, y si el modelo es avanzado, podremos verlo desde cualquier parte del mundo.

¿Merece la pena comprar un vigilabebés?

La tecnología existe por varios motivos. Uno es para que las grandes compañías sean más grandes, es decir, por el consumismo, consumir por consumir. Esto lo menciono porque ¿cuántas veces hemos comprado algo que en realidad no nos hace falta y termina cogiendo polvo? Si compramos esas cosas que en realidad no necesitamos y no vamos a usar, comprar algo que va a servirnos para, como mínimo, estar más tranquilos sí es una buena compra.

Además, hay muchos tipos de vigilabebés. Existen los más clásicos, que son aquellos que actúan como un Walkie-Talkie y con los que nos enteraremos si el bebé llora, tose o hace cualquier sonido extraño. Luego existen otros con los que podemos ver al bebé incluso estando fuera de casa, lo que no significa que vayamos a dejarlo solo, sino que podremos verlo cuando nos vamos de viaje y lo dejamos con los abuelos.

Todo lo que sea por seguridad y tranquilidad merece la pena y debería ser una prioridad. Hay que comprar un vigilabebés. Cuál ya es una cuestión diferente y dependerá del uso que vayamos a hacer de él y de lo grande que sea nuestro bolsillo (dinero).

Mejores marcas de Vigilabebés

Mejores marca de vigilabebés

Motorola

Motorola es una compañía con sede en Estados Unidos que se ha centrado en las telecomunicaciones y la electrónica de consumo. Ahora mismo es una filial de Lenovo, pero antes de formar parte de la compañía china ya era famosa por sus teléfonos. De hecho, no me cuesta mucho recordar el tono de llamada «Hello, Moto» que tanto llegó a sonar hace unos tres lustros. Pero eso era en su división de telefonía. Como muchas otras compañías que se dedican a la electrónica, Motorola amplió su catálogo, y también fabrica otros equipos de telecomunicaciones, pero en este caso unos vigilabebés con los que poco podremos hablar, pero sí vigilar.

Xiaomi

Xiaomi es una compañía joven de China que se dedica a fabricar dispositivos electrónicos de prácticamente cualquier tipo. Como ahora los móviles están en boca de todos, o más concretamente en nuestras manos, destaca en ese campo gracias a sus dispositivos de calidad sin que por ello tengamos que realizar un gran desembolso. Fabricar casi cualquier tipo de dispositivo significa que encontraremos de todo en su catálogo, como unos vigilabebés con buena relación calidad precio, pero entre los que no encontraremos nada que parezca poco moderno.

Philips Avent

Philips Avent es una marca propiedad de Philips que se dedica a la fabricación y venta de productos para bebés, entre lo que tenemos biberones y otros tipos de artículos que usaremos para alimentar a nuestros pequeños. La palabra AVENT la usan por Avent Naturally, una marca que tiene casi noventa años. Teniendo en cuenta de quien es propiedad, no debe sorprendernos cuando encontremos un vigilabebés de calidad con esta marca.

Miniland

Miniland Group es una compañía que se ha centrado en cuidar a nuestros bebés y niños un poco más mayores. Tiene proyectos relacionados a la enseñanza, pero si son conocidos por algo es por la tecnología para bebés. En su catálogo podemos encontrar cualquier cosa para cuidar a los niños, como esterilizadores, termómetros, neceseres o unos vigilabebés que sólo una empresa que se dedica a esto al 100% podría fabricar.

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

es_ESSpanish