Cojín de lactancia

Son muchos los complementos y accesorios que nos podemos encontrar de cara a los bebés o bien, a la mujer embarazada. Todos ellos están a nuestro alrededor para ponernos la vida un tanto más sencilla. Eso mismo ocurre cuando hablamos del cojín de lactancia que como su nombre indica, se trata de un cojín muy mullidito que nos ayudará en diferentes ocasiones.

Tanto para la comodidad de la madre como del bebé durante la lactancia. Son varios los usos que le podemos dar y que hoy vamos a descubrir. Este cojín o almohada puede contar con diferentes tipos de rellenos y formas o longitud. Pero como bien decimos, siempre tendrá un mismo fin que es aportarnos toda la comodidad cuando estamos con nuestros pequeños.

Comparativas del cojín de lactancia

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 Almohada Embarazada... Almohada Embarazada... 798 opiniones 34,90 €
2 Koala Babycare Almohada... Koala Babycare Almohada... 105 opiniones 31,95 €
3 Cojin Lactancia Bebè,... Cojin Lactancia Bebè,... 83 opiniones 26,90 €
4 Cojín de lactancia 4 en... Cojín de lactancia 4 en... 12 opiniones 26,95 €
5 mibebestore - Cojín... mibebestore - Cojín... 4 opiniones 19,67 €
6 Almohada Embarazada... Almohada Embarazada... 10 opiniones 32,99 €

Los mejores cojines de lactancia

Cojín Niimo

En este caso nos encontramos con un cojín de maternidad que está hecho 100% de algodón en su funda. Lo que la hace muy suave al tacto y además, lavable a 30º. Se puede extraer su relleno a través de una cremallera. Ya que lo hemos mencionado, hay que decir que dicho relleno está hecho de copos de fibra con silicona. Por lo que un relleno de este tipo nos asegura más comodidad, ligero y anti-ácaros.

Aporta siempre la correcta rigidez para que podamos usarlo en momentos diferentes. Se recomienda darle un lavado antes de usarlo por primera vez. Las dimensiones de este producto son de 20 x 190 x 35 centímetros. En la parte final de este cojín, cuenta con un botón. Así, podremos cerrarlo cuando el bebé esté sobre él, para una mayor sujeción, evitando que se pueda resbalar.

Gracias a una almohada como esta podemos reducir los problemas de espalda al cargar siempre a nuestro bebé. Lo que hará que nuestro cuello o nuestros brazos puedan descansar mucho mejor. Del mismo modo, ayudará a poner al pequeño en la mejor posición, reduciendo el dolor en el pecho y hasta ayudará a que el bebé tenga una mejor digestión, por la postura en la que se coloca.

Cojín relleno de fibra de poliéster

Nos encontramos con un cojín de lactancia que cuenta con una forma de herradura. Un poco más pequeño que el anterior que hemos citado. Pero se presenta con una amplia variedad de estilos y acabados, llenos de colorido. Un tamaño menor, pero igual de cómodo a la hora de colocar a nuestro bebé. Te ayudará a la hora de reducir las tensiones de brazos y cuello.

Es cierto que los primeros meses lo podemos usar para ayudarnos a darle el pecho y a favorecer una buena postura para él o ella y para nosotras. Pero pasado ese tiempo, también el cojín se puede convertir en compañero de juegos, para sentarse y mantener el equilibrio. Sus dimensiones son de 43 x 18,2 x 11,2 centímetros.

La funda es de algodón 100%, para facilitarte el lavado y también el secado más rápido. Mientras que la fibra de poliéster es también quien completa el interior del cojín. A contar con un tamaño más pequeño, lo podrás llevar a dónde tú quieras o dónde necesites. Ya que una buena comodidad siempre es requerida por los más pequeños de la casa.

Cojín estampado de estrellas

De nuevo la forma de herradura es quien se apodera de este cojín de lactancia. Sin duda, perfecto para poder usar mientras le das el pecho a tu bebé o bien, para situar a este sobre el cojín. Eso sí, siempre bajo la supervisión de un adulto. Pero veremos cómo la comodidad se apodera del bebé. Ya que esta superficie cuenta con algodón 100%.

Al mismo tiempo, su funda se puede retirar para que lo laves cómodamente. Su relleno está hecho de fibra de poliéster, le dará además de esa suavidad, una firmeza perfecta. En este caso, las medidas del cojín son de 43,8 x 17,4 x 11,2 centímetros. Es un complemento perfecto desde que nacen hasta que cumplen los 9 o 10 meses de edad.

Cambrass Star

Gracias a su tamaño, el cojín Cambrass Star es perfecto para darle la comodidad necesaria a nuestro cuello. Tanto para viajar como a la hora de dormir, nos relajará de tensiones varias. Provoca un efecto relajante, por lo que será perfecto para las mujeres embarazadas. Aunque también ayudará al bebé a que tenga esa postura más favorecedora durante la lactancia y la digestión.

Es un cojín muy práctico, y en parte, es gracias a su tamaño. Las dimensiones del mismo son de 58 x 45 x 20 centímetros. Pudiendo ser usado desde los primeros días de vida del bebé, hasta que cumpla un año, aproximadamente. En este caso no es desenfundable, pero sí aporta toda la suavidad y firmeza que otros similares.

Cojín de lactancia gemelar

Para cuando tenemos que dar el pecho y no a uno, sino a dos, también hay disponibles los cojines de lactancia gemelar. En este caso, podrás colocar a los dos pequeños a la vez sin que te suponga un peso mayor para tu cuerpo. Descansarás los brazos y el cuello, mientras alimentas a tus hijos o hijas. Es desenfundable, gracias a una cremallera y lleva un forro interior, que también es lavable.

Cuenta con una base delantera amplia y además, un refuerzo para que puedas colocar en la parte posterior de tu cuerpo, en la zona lumbar. Su base cuenta con 14 centímetros de grosor, lo que se hace resistente y no se hundirá. Las dimensiones finales son de 63 x 63 x 14 centímetros y su material principal es el algodón, mientras que el relleno es de gomaespuma. Además, lleva unos clips para que quede perfectamente ajustado al cuerpo.

Para qué sirve un cojín de lactancia

Qué es un cojín de lactancia

El cojín o la almohada, es una especie de soporte para poder colocar al bebé en la posición correcta. Es decir, se trata de una especie de elevador o soporte, que mientras le brinda a los bebés la comodidad, también esto pasa a las madres. Puesto que las posturas son más correctas y ella no soportará el peso sobre sus hombros o cuello. Así que, como vemos los beneficios irán destinados para ambos. Pero es cierto que a los pequeños les favorece también el descanso y como no, una mejor digestión. Todo ello por la postura que consiguen en una base tan suave y firme como el cojín.

Para qué sirve

Uno de los usos básicos para el cojín de lactancia es el poder colocar al bebé a la hora de darle de comer. Para que él esté seguro sobre una base cómoda y para que la madre no tenga que cargarlo en brazos, sino que tenga una postura más relajada. Cuando hablamos de los cojines más grandes, también pueden servir para la mujer embarazada, para poder dormir mejor y apoyar su vientre contra él. Del mismo modo, también se puede colocar alrededor de la cuna, dentro de ella, cuando el bebé ya es un poco más mayor, protegiéndolo de los posibles golpes.

Almohada lactancia

Como algunos de los modelos llevan un botón para poder cerrar el cojín, también servirá de descanso. En este caso, colocaremos el bebé sobre él y seguro que se relaja y tendrá un sueño más reparador. Cuando los niños o niñas comiencen a sentarse, puede ser un buen respaldo para que no se caigan de lado. Como vemos, gracias a que son flexibles pero firmes y que cuentan con un acabado suave, con rellenos muy prácticos, les podemos dar diferentes usos.

Cómo usar un cojín de lactancia

Dependiendo de la forma que tenga el cojín, debemos acoplarlo al cuerpo. Hay algunos más grandes que llevan una serie de correa o sujeción, mientras que otros, con su forma de herradura ya tendremos más que suficiente. Lo colocamos con la parte abierta hacia nuestro cuerpo, ya que estaremos sentadas. Una vez que lo tengamos colocado, ponemos sobre él al bebé. De modo que se vaya sintiendo cómodo y a partir de ahí, le daremos de comer. Nos aseguramos que el pequeño está recostado sobre un lado, para prevenir el reflujo gástrico.

Cojín gemelar

Marcas de cojín de lactancia

Tuc Tuc

Es una de las marcas de cojines de lactancia más conocidas. Ya que presenta todo tipo de modelos, colores y acabados. La forma de herradura o de tipo serpiente estarán presentes. Puesto que cada una de ellas otorga una comodidad diferente y se ajustará a nuestras necesidades. Fabricadas en algodón 100% y en la gran mayoría de los modelos, desenfundables para un lavado más cómodo.

Chicco

En Chicco, que es otra de las marcas especialistas de bebés, también nos encontraremos un mundo lleno de color y de buen gusto. La comodidad ante todo y por eso, abarca los modelos de cojines de tipo herradura. Adaptándose al cuerpo de la madre y a la necesidades de los bebés. Siempre con tejidos suaves y de fácil lavado.

Cojín de lactancia

Ikea

En Ikea te podrás encontrar un cojín de este tipo por un precio bastante asequible. Es cierto que no tienen gran variedad pero hay que decir que está fabricado con un relleno de botellas de plástico recicladas. Mientras que la parte exterior es de algodón y Lyocell. Por lo que la comodidad también estará presente en él.

Jané

Es otra de las marcas expertas cuando hablamos de complementos o accesorios para los más pequeños. De ahí que también pongan a nuestra disposición una selección de cojines cómodos y suaves. Lo cierto es que amplían la opción a diferentes tamaños y hasta nuevos modelos con más ajustes para la seguridad de los niños o niñas.

Deja un comentario

*

*