GPS para bici

Si te gusta hacer ciclismo, lo primero que tienes que comprar después de la bici y la ropa es un GPS para bicicleta. Aunque en un principio podemos pensar que no es necesario, todos los que lo probamos terminamos satisfechos con nuestra compra, por no hablar de los progresos que podemos conseguir gracias a la información que nos aportan. En este artículo te hablaremos de varios de los mejores GPS para bici, así como de todo lo que pueden ofrecerte.

Los mejores GPS para bicicleta

El mejor CooSpo Ordenador de... CooSpo Ordenador de... 40 opiniones 62,99 €
Calidad Precio XOSS G GPS Ciclismo... XOSS G GPS Ciclismo... 209 opiniones 26,99 €
Nuestra favorita iGPSPORT Ciclocomputador... iGPSPORT Ciclocomputador... 582 opiniones 54,99 €
Garmin Edge Explore -... Garmin Edge Explore -... 1.061 opiniones 225,09 €
Garmin Edge 130 -... Garmin Edge 130 -... 575 opiniones 122,01 €
iGPSPORT... iGPSPORT... 273 opiniones 69,44 €
40 opiniones
209 opiniones
582 opiniones
1.061 opiniones
575 opiniones
273 opiniones
62,99 €
26,99 €
54,99 €
225,09 €
122,01 €
69,44 €

Garmin Edge 820

El Garmin Edge 820 es un ciclocomputador muy popular por su relación calidad/precio. Es el hermano pequeño del Garmin más completo, pero nos ofrecerá toda la información que podamos necesitar. Entre esta información o funciones, tenemos los mapas propios de la compañía, gratis y de por vida.

Su conectividad ANT+ nos permitirá conectarnos a prácticamente cualquier accesorio Bluetooth. Además, cuenta con una pantalla en la que podremos ver la información con total claridad. Por si fuera poco, nos permite conectarnos a la tienda de aplicaciones IQ de Garmin, desde donde podremos descargar nuevos campos de datos, aplicaciones y widgets.

El Edge 820 es un «viejo rockero» al que Garmin le da mucho cariño en forma de actualizaciones. Actualmente se puede conseguir por menos de 250€ y lo han actualizado para que muestre la nueva interfaz de la compañía.

Garmin Edge 130

Si lo que necesitamos es un ciclocomputador un poco más básico, pero que aún así nos muestre todo tipo de información y no lo haga por un precio elevado, el Garmin Edge 130 puede ser lo que buscamos. Parte del recorte de su precio se debe a su pantalla, en blanco y negro en este modelo, pero de un tamaño de 1.8″ que quedará perfectamente en nuestro manillar.

Este ciclocomputador económico de Garmin es compatible con los sistemas GPS, GLONASS y Galileo, lo que nos asegura que siempre recibiremos la mejor de las señales. Por otra parte, tiene funciones de navegación que nos permitirán seguir rutas o volver al punto de partida dando marcha atrás.

Su conectividad Bluetooth y ANT+ nos asegura que nos podremos conectar a prácticamente cualquier accesorio de forma inalámbrica y todo ello por un precio de menos de 200€.

Garmin Edge 1030

El Garmin Edge 1030 es el GPS más avanzado de Garmin. Si buscas un ciclocomputador que te lo ofrezca todo, ese es el Edge 1030 de Garmin. Además de ser compatible con todo tipo de dispositivos por su soporte para Bluetooth y ANT+, este Garmin incluye sensores como altímetro o un acelerómetro que puede salvarnos la vida: contactará con un contacto de seguridad si detecta un movimiento que podría tratarse de una caída.

Entre los puntos fuertes del Edge 1030, tenemos que destacar su software, como por ejemplo la función de rutas automáticas que creará a partir de rutas populares en Strava. Como no podía ser de otra manera, es compatible con los segmentos en vivo de Strava y se pueden descargar cientos de aplicaciones, campos de datos y widgets desde la tienda IQ de Garmin.

Eso sí, todo esto tiene un precio y en la actualidad tendremos que pagar casi 500€ si queremos comprar solo el GPS; los sensores (pulsómetro, velocidad y cadencia) no vienen incluidos, a no ser que compremos el paquete completo.

iGPSPORT Ciclocomputador GPS iGS20E

Si quieres un ciclocomputador que, además de mostrarte la información más básica también te permita subir la información a servicios en la nube, el iGPSORT iGS20€ te interesa. Tiene un precio de poco más de 50€ y no ofrece las funciones más avanzadas, pero sí nos permitirá ver cierta información en tiempo real.

No es compatible con ANT+, por lo que no podremos conectarlo a muchos accesorios, pero hablamos de un ciclocomputador básico. Su punto más fuerte es que, por un precio tan bajo, nos permitirá subir nuestras actividades a Strava o MapMyRide, desde donde podremos comprobar nuestros progresos. Otro de sus puntos fuertes es su autonomía: unas 25 horas en una sola carga.

Polar V650

El Polar V650 es uno de esos ciclocomputadores que nos ofrecerán muchas posibilidades sin tener que desembolsar mucho dinero. Por un precio de poco más de 150€ podremos ver todo tipo de información, lo que incluye rutas con mapas. Para los Summit (Premium) de Strava, también es compatible con los segmentos en vivo.

Por otra parte, es compatible con Bluetooth Smart, lo que nos permitirá conectarnos a todo tipo de accesorios. Lógicamente, podremos usar los sensores de frecuencia cardíaca de la propia compañía, lo que son unos de los mejores del mercado.

VDO M7

El VDO M7 es un ciclocomputador con funciones básicas de GPS. Este aparato está pensado para ser sencillo: todo lo que hace, lo hace nada más sacarlo de la caja y no se le pueden añadir más opciones. La velocidad y distancia se calcularán a partir de la información recogida con el GPS, y algo similar hará con otros datos como la altura, pero en este caso gracias al barómetro integrado.

Este aparato no es compatible con las rutas, pero sí nos puede decir a qué distancia en línea recta estamos de casa. En definitiva, se trata de un ciclocomputador básico, pero con un GPS que nos ofrecerá información extra y evitará que tengamos que añadir sensores que, en este caso, no son necesarios.

Ventajas de usar un GPS para bicicleta

Las ventajas de usar un GPS para la bicicleta son muchas. Para empezar, que podamos cargar rutas nos permitirá ir por nuevos caminos sin miedo a perdernos. Para continuar, que el ciclocomputador tenga GPS nos permitirá guardar los datos, con ruta incluida, en un archivo que será compatible con muchos servicios, como Strava.

Por si eso fuera poco, la información también nos servirá para motivarnos o para saber cómo estamos de forma. Sin ir más lejos, un servidor hizo ayer una ruta de 30km y tardó unos 9 minutos más que en su récord, lo que me recuerda que no estoy en un buen punto y que quizá debo entrenar un poco más.

También tenemos que tener en cuenta que muchos GPS para bicicleta también son compatibles con los mapas y que estos dispositivos pueden incluir una función que puede crear rutas de la distancia que le indiquemos. Si un día no sabemos qué hacer, podemos indicarle que nos cree una ruta de X kilómetros y el aparato la creará por nosotros, por lo que podemos hacer una ruta nueva cada día.

Qué datos puedo ver en un ciclocomputador para bicicleta con GPS

Gráfica de Datos de ciclismo

Dependiendo del dispositivo elegido, todos los que imagines y mucho más. Casi cualquier ciclocomputador básico con GPS nos mostrará la velocidad, el tiempo total, el tiempo en movimiento y será compatible con las rutas. Además, dependiendo de los sensores conectados, también nos mostrará el pulso y cadencia de pedaleo. Pero si esto te parece poco, aún podrás ver mucha más información, aunque, repetimos, dependerá del dispositivo y marca elegidos. Algunos GPS avanzados pueden mostrar información como:

  • Velocidad total/media.
  • Cadencia.
  • Pulsómetro.
  • Variabilidad de Frecuencia cardíaca (VFC).
  • Tiempo total/en movimiento.
  • Temperatura.
  • Potencia.
  • Ruta, lo que puede incluir mapas detallados.
  • Distancia hasta destino.
  • VO2Max.
  • Estrés cardíaco.
  • Tiempo que falta hasta que anochezca.
  • Dirección hacia donde nos dirigimos.
  • Inclinación.
  • Altura, lo que incluye un mapa que nos permitirá saber lo que tenemos delante.
  • Compañero virtual.
  • Mapa de nubes.

Algunas de la opciones anteriores solo estarán disponibles en dispositivos que tengan acceso a una tienda de aplicaciones, pero la posibilidad existe. De hecho, dependiendo de los sensores que tengamos montados y gracias a los desarrolladores, en estos casos las posibilidades son infinitas.

Requisito obligatorio para Strava

Mapa de calor de Strava

Strava es la aplicación más popular entre los ciclistas, y no solo entre nosotros. Si no la usáis, deberíais. Para empezar, la parte social nos permitirá encontrar rutas nuevas a partir de las actividades de otros usuarios. Para continuar, guardaremos todos nuestros datos en la nube y podremos acceder a ellos desde cualquier dispositivo con conexión a internet.

Podemos usar Strava de dos maneras diferentes:

  • Podemos usar directamente la app para smartphone. Si usamos esta opción como ciclocomputador, lo que obtendremos será información básica de velocidad, pulso (si conectamos el sensor), tiempos y grabará la ruta.
  • Como servicio para consultar y compartir la información. Si tenemos un GPS de ciclismo, Strava pasa a ser un servicio en el que guardamos y compartimos cierta información. Al terminar una ruta, veremos lo que hemos tardado, la velocidad máxima, la media, las pulsaciones, la altitud… todo lo que nos interesa. Este segundo uso es por el que nos decantamos la mayoría.

Además, Strava tiene información o funciones más divertidas y motivadoras, como los segmentos. Los segmentos son zonas cronometradas en las que competimos con otros usuarios, básicamente con cualquiera que haya pasado por el mismo sitio y posteriormente haya subido su ruta a Strava. Una vez sabemos que hay un segmento, podemos hacer dos cosas: memorizarlo y subir el ritmo en esa zona o, lo que es mejor, suscribirnos a Summit (Strava Premium) y ver los segmentos en tiempo real.

Los segmentos en tiempo real, siempre y cuando usemos un GPS compatible, nos avisarán cuando estemos cerca de un segmento y nos dirá si estamos yendo más rápido o más despacio mostrando la diferencia en segundos. Una vez lo probamos, entrenar ya no volverá a ser lo mismo.

¿Hace falta sensor de velocidad con un GPS para bicicleta?

Garmin Edge 1030

La respuesta debería ser «no», pero con matices. Lo primero, tenemos que responder a la pregunta: ¿qué tipo de actividad vamos a realizar? Si solo vamos a hacer ciclismo en exteriores, un GPS nos va a dar información precisa de la velocidad a la que vamos. Solo podemos encontrarnos con un problema, uno que es casi imposible que suframos: si cae la señal GPS por algún motivo, será imposible que sepamos a la velocidad a la que vamos.

Por otra parte, el sensor de velocidad también será necesario cuando vayamos a hacer deporte en interiores, como puede ser un velódromo o si montamos la bici en un rodillo. Aunque en el velódromo vamos a estar moviéndonos, el techo hará que las precisión del GPS caiga en picado. Por otra parte, si entrenamos en un rodillo estaremos totalmente quietos, por lo que la única manera de saber a qué velocidad vamos (aunque da algo más) es con un sensor de velocidad.

Resumiendo, hará falta un sensor de velocidad sí:

  • Entrenamos bajo techo.
  • Entrenamos en una bici estática.
  • Si queremos asegurarnos de que el improbable caso de una caída de satélites GPS no va a dejarnos expuestos.

Los mejores GPS para bicicleta

Garmin

Garmin es una de las marcas más importantes, si no la que más, en el mundo del deporte al aire libre. En su catálogo encontraremos los mejores GPS para bicicleta, pero también algunos más sencillos que nos permitirán ahorrarnos muchos euros. Además, también fabrican buenos relojes que podremos usar para la bici o cualquier otro tipo de deporte. Por otra parte, tiene una gran comunidad de usuarios y desarrolladores, lo que nos asegura que podremos hacer prácticamente cualquier cosa con sus dispositivos, lo que incluye saber dónde están nuestros compañeros si usan un GPS compatible con esta función de Garmin.

Wahoo

Wahoo es una marca de accesorios deportivos que podríamos etiquetar de económica. En su catálogo encontraremos ciclocomputadores/GPS algo más completos y otros que solo nos ofrecerán una información más básica, pero por un precio mucho más bajo que el que tendríamos que pagar si compráramos otras marcas más populares. También fabrican otro tipo de accesorios de ciclismo, como unos de los rodillos más interesantes del mercado.

Polar

Polar es otra marca muy importante en el mundo del deporte. Aunque también hace ciclocomputadores, es más habitual escuchar hablar de relojes Polar que de GPS de la misma marca. Por otra parte, también es una compañía famosa por la calidad de sus sensores de frecuencia cardíaca, por lo que si adquirimos un equipo de esta marca, estaremos haciendo una apuesta segura. Sus ciclocomputadores nos ofrecerán toda la información, por lo que entrenar con un Polar nos ayudará a progresar.

Hammerhead

Hammerhead es una marca un poco más joven que se hizo popular gracias a su Karoo. Se trata de un GPS con Android, una pantalla que se ve realmente bien y compatible con todo tipo de conexiones, lo que llama bastante la atención. Además, todo lo que hace lo hace por un precio mucho más bajo que otras marcas más populares, por lo que debe ser una opción a tener en cuenta cuando pensemos en comprar un ciclocomputador con GPS para nuestra bici.

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.