CamelBak

Cuando hacemos deporte, es importante no olvidarnos de hidratarnos correctamente. Da igual que salgamos a correr, en bici o hagamos senderismo; siempre merece la pena llevar con nosotros algo de líquido. Cargar con una botella de agua no siempre es la mejor de las opciones y por ese motivo CamelBak es algo tan popular. En este artículo te contamos todos los secretos de algo que, en realidad, es una marca comercial.

Mejores CamelBak

# Vista previa Producto Valoración Precio
1 CamelBak 1229001002 Bolsa... CamelBak 1229001002 Bolsa... No hay valoraciones 28,99 €
2 CamelBak  1118001000... CamelBak 1118001000... No hay valoraciones 89,31 €
3 CAMELBAK 1120002900... CAMELBAK 1120002900... No hay valoraciones 54,70 €
4 CAMELBAK 1120602900 Bolsa... CAMELBAK 1120602900 Bolsa... No hay valoraciones 50,79 €
5 CAMELBAK Chute mag... CAMELBAK Chute mag... No hay valoraciones 11,90 €
6 CAMELBAK Chute mag... CAMELBAK Chute mag... No hay valoraciones 22,99 €

Antes de pasar a mencionar los mejores modelos de CamelBak, me parece importante mencionar que CamelBak es una empresa especialista en hidratación y que entre sus logros tenemos que han conseguido que tanto sus vejigas como bidones estén libres de sabores. Esto significa que no notaremos el sabor a plástico que notamos en artículos de otras compañías y lo que beberemos tendrá siempre sabor a agua.

CamelBak Lobo

Esta es la que tengo yo. Y me encanta, por diferentes motivos. Para empezar, tiene un tamaño cerrada que no es muy grande, pero podemos ir soltando las correas para meter algunas cosas más grandes si lo necesitamos. Tiene un bolsillo pequeño para meter llaves, cartera, herramientas, móvil, etc, uno mucho más grande para meter el bocadillo o alguna prenda de ropa, otro bolsillo grande, este compartido con el hueco para meter la vejiga, y todo ello en un tamaño relativamente reducido. Además, su diseño en la parte trasera también hace que tengamos la espalda fresca, algo que se agradece sobre todo en verano.

Salvo que encontremos alguna promoción sin ella, la vejiga viene incluida y en este modelo es de poco menos de 3L. Además, el último modelo incluye la nueva «crux», que es el nuevo sistema de hidratación que nos permite beber un 20% más por sorbo, tiene un mango ergonómico que permite rellenarla fácilmente y una palanca de apertura y cierre que evita fugas.

El precio de la CamelBak Lobo variará en función de su color, estando disponible a partir de los 65€.

CamelBak Unisex M.U.L.E.

Esta mochila de hidratación se vende como una mochila ligera, en parte porque su vejiga es algo más pequeña que en otros modelos. Tiene poco más de 2.5L, lo que será suficiente para la mayoría de actividades al aire libre.

Por otra parte, su diseño hace que sea una mochila realmente cómoda de llevar, independientemente del deporte que queramos practicar. Es una mochila muy popular entre ciclistas, en parte porque está diseñada para que el aire circule por la espalda y la tengamos siempre fresca.

Este modelo ha sido actualizado y ahora incluye la nueva «crux», el nuevo sistema de hidratación de la compañía que nos permite beber un 20% más en cada sorbo, entre otras cosas. El precio por el que podemos adquirir esta mochila dependerá de su color, pero siempre está por encima de los 80€.

CamelBak Unisex Rogue Hydration Pack

La Rogue es una mochila de hidratación para los que quieren hidratarse y llevar pocos extras más. Su tamaño reducido es perfecto para los que quieren hacer actividades no muy largas y poder llevarse consigo el móvil, la cartera, las herramientas, etc. Esta CamelBak no está pensada para llevar mucho equipaje.

Como la mayoría de mochilas de hidratación CamelBak, tiene un diseño que permite que el aire circule por la espalda, lo que nos permitirá que siempre la tengamos fresca. Por otra parte, incluye el nuevo sistema de hidratación «crux», lo que nos permite cargar la vejiga con mayor facilidad y beber hasta un 20% más de agua en cada sorbo.

El agua que nos permitirá llevar esta mochila es de un máximo de 2.5L y su precio es de alrededor de 50€.

CamelBak Unisex Hydrobak Hydration Pack

La Hydrobak Hydratation de CamelBak es otra de esas mochilas que están diseñadas para los que quieran llevarse algo de agua sin llevar mucho equipaje. Y tampoco mucha agua. La capacidad de su vejiga es de 1.5L, lo que es más que suficiente para la mayoría de rutas, pero no lo será si queremos hacer rutas un poco largas en días especialmente calurosos (os lo digo yo).

El nuevo sistema «crux» de la compañía también está presente en esta mochila, y nos permite rellenar la vejiga con mayor facilidad y beber un 20% más en cada sorbo. Como la mayoría de mochilas CamelBak, tiene un diseño que permite que el aire circule y siempre tendremos la espalda refrigerada.

Es una de las mochilas de hidratación más básicas de CamelBak y su precio está por poco más de 40€. Eso sí, si te gustan los colores llamativos, es probable que la encuentres por mucho más, hasta 60€ si elegimos el modelo amarillo fluorescente.

CamelBak K.U.D.U. Protector 10 Backpack Dry

Esta mochila ya es para usuarios algo más exigentes. Para empezar, incluye una vejiga de 3L, pero su capacidad general es de 7L, lo que significa que tenemos unos 4L de volumen para llevar todo lo que podamos imaginar. No es una mochila pensada para salir a correr o para llevarla en la bici, sino para actividades más exigentes.

CamelBak ha creado esta mochila para actividades de larga duración, como pueden ser el «trail». Para que nuestra actividad sea más llevadera, esta mochila tiene protecciones especiales para que absorban los impactos del movimiento ocasionado por los golpes que recibiremos en cada paso que demos, sobre todo si estamos corriendo por terreno accidentado.

Por otra parte, y aunque parezca mentira sobre todo si miramos el modelo en negro, la tela en la que está construida es de alta visibilidad, lo que nos asegura que podrán vernos incluso en los días más nublados. Y, hablando de lluvia, la tela también repele el agua.

Esta mochila para los usuarios más exigentes no es de las más económicas: está disponible por un precio que ronda los 150€.

Qué es un CamelBak

Lo primero que tenemos que decir es que CamelBak es una marca comercial. El mejor ejemplo para explicarlo es el de Kleenex (pronunciado «clinex»): cuando pedimos o nos piden un Kleenex, lo que estamos pidiendo en realidad es un pañuelo de papel. Kleenex es la marca más famosa que fabrica este tipo de pañuelos, y ha conseguido tanta fama que usamos su nombre para pedir pañuelos de papel. Con CamelBak pasa algo parecido: muchos usuarios hablan de «un CamelBak» cuando en realidad quieren decir «mochila de hidratación».

Explicado lo anterior, un CamelBak o mochila de hidratación es una mochila especialmente diseñada para dos cosas: la primera es usarla cuando hacemos algún deporte, como puede ser ciclismo, correr o senderismo. La segunda es la más importante, que tiene espacio para transportar una vejiga de hidratación, es decir, una bolsa especial en donde meteremos el agua. Dependiendo del modelo, hay mochilas de hidratación de hasta 5L, pero lo más común son de 1L a 2L de capacidad.

Cómo elegir un CamelBak

camelbak-lr-3967

Depósito de agua

Elegir cuánta agua vamos a llevar es importante. Dependiendo del deporte que vayamos a hacer y el tiempo que vamos a gastar en hacerlo, merece la pena elegir una u otra vejiga. Hay CamelBak con vejigas de sólo 0.5L de capacidad, pero también existen opciones que pueden llegar a los 5L. Entonces, ¿qué deposito de agua o vejiga elegimos? Esto es algo que debemos plantearnos antes de realizar la compra.

Si vamos a correr durante 30min, merece la pena adquirir una mochila pequeña con entre 0.5L y 0.75L. Además, esas mochilas son más cómodas para el running, puesto que tienen un diseño menos intrusivo que nos permitirá movernos mejor. Por otra parte, si vamos a hacer deporte durante más tiempo ya tenemos que buscar algo con mayor capacidad. Aunque dependerá de las necesidades de cada uno, para hacer ciclismo yo no aconsejaría menos de 1.5L, y menos en verano, cuando aún bebemos más. Personalmente, llevo una de 3L y en alguna ocasión, en sesiones de 3 horas, he llegado a vaciarla.

Me parece IMPORTANTE mencionar que, cuando se habla de litros, se está hablando de volumen y que en las especificaciones de las mochilas pueden hablar del volumen que puede transportar o el total sumado, no el tamaño de la vejiga. Esto significa que si vemos que una mochila es de 5L, en esos 5L podría incluirse tanto la vejiga como el volumen máximo del resto de bolsillos. Cuidado con esto.

Bolsillos

Una mochila de hidratación puede servir para hidratarse y para transportar algo más. Depende única y exclusivamente de nosotros elegir un modelo u otro dependiendo de la capacidad de su vejiga y sus bolsillos. Si vamos a correr, además del poco menos de 1L que necesitamos de agua, también merece la pena que tenga unos pequeños bolsillos para meter, por ejemplo, el móvil, puede que la cartera y las llaves de casa.

Si nuestro deporte preferido es el ciclismo, es probable que necesitemos bolsillos extra. Si no queremos llevar nada «pegado» a la bici, un CamelBak con un bolsillo grande nos permitirá meter en él el bombín, herramientas, un bocadillo e incluso alguna prenda de ropa que podemos necesitar en días más fríos. Además, también merece la pena que tenga bolsillos algo más pequeños para meter pañuelos, por lo que pueda pasar. Además, algunas mochilas de hidratación para bici también incluyen unos enganches especiales para poner el casco, por si queremos desplazarnos despacio por zonas seguras y durante un trayecto corto.

También hay actividades que durarán más tiempo, como algunas excursiones. En estos casos aún podemos necesitar más bolsillos, por nosotros y por nuestros acompañantes. Aunque lo ideal sería repartir el esfuerzo y que cada uno llevara lo suyo, otra opción es tener una mochila grande para llevar todo lo que podamos necesitar.

Protección para la espalda

Cuando vamos a realizar una actividad durante mucho tiempo, debemos protegernos. Los corredores de maratones se ponen vaselina en ciertas partes del cuerpo porque el roce continuo durante más de dos horas puede hacer que esas zonas se irriten. Con las mochilas puede pasar lo mismo: si vamos a hacer una actividad durante varias horas, merece la pena que la parte que va a tocar nuestras espalda esté bien protegida.

Las mochilas más baratas no se centran mucho en este punto. Suelen tener la parte que se apoya en la espalda casi sin ninguna protección, pero las mochilas CamelBak, que no olvidemos que es una marca comercial (la mejor en este segmento), sí suelen estar protegidas. Si vamos a comprar en una tienda física, lo mejor es comprobar que la parte que se va a apoyar en la espalda tiene algo de esponja o un material similar que nos asegure que será cómoda. Si vamos a comprar online, cuidado; merece la pena mirar bien las fotos. Aún así, CamelBak es una apuesta segura en este sentido que también ofrece opciones con protección extra para actividades más exigentes.

Peso

El peso también es importante cuando vamos a salir a hacer deporte durante varias horas. Si vamos a correr, algo que solemos hacer totalmente en vertical, merece la pena comprar una mochila de hidratación que moleste lo menos posible, y en esto está incluido un peso bajo. Si vamos a hacer ciclismo, el peso puede ser algo mayor, pero también tenemos que tenerlo en cuenta.

Las mochilas por sí mismas no suelen tener un peso excesivo; el peso depende más de lo que le añadimos. Teniendo esto en cuenta, si vamos a hacer una ruta de 30min, no merece la pena llenar los tres litros de agua que puede almacenar una vejiga porque llevaremos a la espalda un mínimo de 3kg. Tampoco merece la pena comprar una mochila de senderismo o trail si vamos a ir en bici o a correr, puesto que son más grandes, más pesadas y más incómodas.

¿CamelBak o bidón?

Depende de la actividad y su duración. Personalmente, me he acostumbrado a salir siempre con mi CamelBak, pero yo tengo mi opinión y mis motivos. Para empezar, no quería tener montado el soporte para el bidón sólo por las pocas veces que puedo salir durante media hora. Además, mi teléfono móvil es de los grandes y tampoco me cabía debajo del sillín. Cuando quería hacer una ruta corta, tenía que llevar una riñonera para el móvil y las llaves y usar el bidón. Decidí que era mejor la CamelBak siempre.

Pero esto son puntos de vista. La mochila es un «pegote» que llevamos siempre a la espalda, y esto no siempre es necesario. Muchos ciclistas de ruta, diría que la mayoría, prefieren llevar bidones. En ocasiones llevan dos, lo que les permite llevar de 1.3L a 1.5L de agua. Su móvil lo llevan en algún tipo de soporte y llevan las herramientas justas debajo del sillín. El bocadillo no lo llevan, puesto que paran en un bar para almorzar. Entonces, si lo que quieres es que tu cuerpo esté más libre, no necesitas bocadillo y beber en bidón no es un problema para ti, a lo mejor prefieres salir con bidón. Eso sí, yo recomiendo unos de la marca CamelBak que nos permiten beber sin tener que acomodar la cabeza.

Ventajas de llevar CamelBak

Camelbak-Repack-09853

Llevar un CamelBak nos ofrece algunas ventajas, como las siguientes:

  • Beber es más cómodo y seguro. Aunque hay bidones que nos permiten beber mordiendo y sorbiendo dejándolos en vertical, la mayoría de ellos nos obligan a inclinarnos y perder de vista la carretera para poder beber. Las mochilas de hidratación tienen una manguera mucho más accesible: para beber sólo tenemos que soltar una mano del manillar, cogerla, morder y sorber. Todo ello podemos hacerlo sin ningún peligro.
  • Por lo general, podemos llevar más cantidad de agua, lo que hará que no tengamos que parar a recargar en alguna fuente existente en nuestra ruta.
  • Como mochilas que son, podemos llevar también herramientas, bombín, las llaves, el móvil y todo lo necesario.
  • El agua se mantiene mejor que en los bidones. Las mejores, como las CamelBak, están bien tapadas, por lo que en verano mantiene el agua un poco más fresca.

Eso sí, no todo son ventajas. También tiene puntos malos, como que siempre llevaremos la mochila a la espalda, no podemos saber cuánta agua nos queda (y cuando empezamos a sorber aire lejos de casa, mal negocio) y algunos modelos tienen sabor a plástico. CamelBak no suele tener problemas de sabor; de hecho, es uno de los motivos por el que es tan famoso.

Cómo limpiar una mochila CamelBak

Limpiar una mochila de hidratación no es muy diferente a cómo limpiaríamos un vaso, en el sentido de que tenemos que fregarlas. No suele ser necesario a nos ser que le metamos algún líquido como refresco o bebida energética, pero que algo esté limpio nunca es malo. Si quieres limpiar tu CamelBak, tienes que hacer lo siguiente:

  1. Sacamos la vejiga de la mochila.
  2. Vaciamos el líquido que quede.
  3. Como haríamos con cualquier utensilio de cocina, la limpiamos con un poco de jabón lavavajillas. La mayoría de mochilas de hidratación tienen una abertura muy grande diseñada para este cometido, para que podamos meter la mano y limpiarla. También podemos usar lejía, lo que nos asegurará que quedará totalmente desinfectada, y un poco de limón, lo que ayudará a eliminar olores, sobre todo si hemos metido alguna bebida energética.
  4. Enjuagamos bien la vejiga y la dejamos secar, preferiblemente boca abajo.

Me parece importante mencionar que no debemos usar un estropajo muy duro para limpiar las vejigas. Suelen estar fabricadas en un material plástico muy fino y podríamos dañarlas. Lo mejor es que las limpiemos con las manos.

Categorías Ciclismo

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.