Cámara espía

La seguridad de tu casa es algo de importancia. Por eso, se pueden tomar todo tipo de precauciones para evitar que alguien entre o para controlar que todo vaya bien en casa. Hay muchos dispositivos que pueden ser una buena ayuda, como es el caso de una cámara espía, con la que tener en todo momento un control sobre lo que pasa en casa.

Lo bueno de una cámara espía es que la vamos a poder usar en casa, pero también en un negocio, por ejemplo. Aunque en realidad puede tener más usos, como os contaremos luego. A continuación os mostramos una serie de modelos a tener en cuenta, así como consejos a considerar en la compra de alguna cámara de este tipo. Harán dicho proceso de compra más sencillo.

Las mejores cámaras espía

El mejor Mini Camara Espia Oculta,... Mini Camara Espia Oculta,... 794 opiniones 36,97 €
Calidad Precio Mini Camara Espia... Mini Camara Espia... 1.009 opiniones 29,99 €
Nuestra favorita Cámaras espías Ocultas,... Cámaras espías Ocultas,... 58 opiniones 56,99 €
1080p HD Hot Link... 1080p HD Hot Link... 130 opiniones 17,99 €
Camaras Espias Ocultas,... Camaras Espias Ocultas,... 197 opiniones 31,99 €
Supoggy Mini Cámara... Supoggy Mini Cámara... 127 opiniones 29,99 €
794 opiniones
1.009 opiniones
58 opiniones
130 opiniones
197 opiniones
127 opiniones
36,97 €
29,99 €
56,99 €
17,99 €
31,99 €
29,99 €

Mini Camara Espia Oculta

Comenzamos con una cámara espía que es muy compacta, con el tamaño de un dedo. Por eso, es una opción ideal para grabar en casa o en tu negocio sin llamar la atención, ya que es pequeña y discreta. Pese a su reducido tamaño, se trata de una cámara que va a poder grabar en HD, con una resolución de 1920×1080 píxeles en todo momento, además de tener un ángulo de visión amplio, que hace que sea ideal.

Este modelo destaca también por su batería de 200 mAh, que va a dar entre 60 y 100 minutos de grabación sin problema. Además, es eficiente porque es una cámara que va a empezar a grabar solo cuando hay movimiento. Por lo que si pasa algo estará registrado. La cámara tiene la capacidad de ampliar memoria mediante microSD además.

Una buena cámara espía, porque tiene un tamaño reducido, da una grabación con una buena resolución y cuenta con una buena autonomía. Además, no es cara, por lo que es una opción ideal para todo tipo de usuarios, ya que se adapta bien a diversos usos sin problema alguno.

Cámaras espías ocultas

Este segundo modelo presenta un diseño diferente, similar a una powerbank en cuanto a formato. Se trata de una cámara compacta, que podemos poner fácilmente en una estantería por ejemplo. Tiene una buena memoria, con capacidad además de hasta 256 GB, por lo que vamos a poder almacenar una gran cantidad de grabaciones. Cuenta con grabación nocturna y puede grabar hasta 50 horas usando este modo.

Se trata de un modelo con una buena resolución de 1.920 x 1080, que permitirá que veamos todo lo que grabamos con todo detalle. Así que esto hace que sea una cámara que podemos aplicar en todo tipo de situaciones o lugar, además de hacer que sea perfecta como una cámara de seguridad en casa o en el negocio.

Otro buen modelo, con un diseño que hace que sea muy versátil, porque la vamos a poder usar en todo tipo de situaciones. Además de tener una buena autonomía y poder grabar de noche también sin problema alguno, manteniendo en todo momento una buena resolución en dichas grabaciones. Es algo más cara, pero es una buena cámara espía a considerar.

Supoggy mini cámara

El tercer modelo es una cámara espía que destaca por su tamaño compacto. Es una cámara ideal para proteger nuestra casa o negocio en cualquier momento. Su resolución de 1080p va a permitir que se vea todo de forma detallada en dichas grabaciones, que hace sin duda que sea una buena opción a tener en cuenta para usarla para seguridad. Ya que nos dejará ver todo con detalle, como las caras de las personas en dichas grabaciones.

Además, es eficiente porque empieza a grabar al detectarse movimiento. Esta cámara no necesita WiFi y su uso y configuración son realmente sencillos. Ya que solo vamos a tener que insertar una microSD (de hasta 32 GB) y conectarla a la corriente. En este caso funciona conectada, por lo que no tenemos problemas con la batería, por ejemplo.

Otra buena cámara a tener en cuenta, sobre todo si se estaba buscando una opción que no haga uso de batería, ya que así no nos tenemos que preocupar por su autonomía, simplemente con tenerla enchufada ya sabemos que va a estar en funcionamiento en todo momento, ya sea en tu casa o en tu negocio.

Cámara espía pen

Una cámara espía en forma de bolígrafo, más bien dicha cámara se integra en el mismo, ya que funciona como boli de verdad. Este es un modelo ideal para el ámbito laboral, si se sospecha que se está haciendo algo malo o ilegal, o si se quiere denunciar algo. Tiene detección de movimiento, de manera que va a empezar a grabar cuando se detecte movimiento. Su diseño permite que sea fácil de transportar o usar, la podemos llevar en un bolsillo en todo momento, porque apenas pesa.

Su resolución de imagen es buena, ya que podemos grabar en HD y sacar fotos también. Además, tiene una función de grabar voz también, por lo que es una herramienta de lo más versátil, a la que poder sacarle mucho partido. Su control es fácil, porque podremos iniciar o detener la grabación, así como hacer una foto, simplemente pulsando un botón. Todo lo que grabemos con ella lo vamos a poder mandar a nuestro teléfono fácilmente.

Una cámara espía orientada a determinados usuarios y sectores, debido a su diseño. Aunque nos da unas buenas especificaciones, con una grabación de vídeo, audio y fotos de calidad. Además de ser fácil de transportar y llevar contigo. Presenta un precio ajustado para este tipo de cámaras.

Cámara Espía Oculta UYIKOO

El último modelo de la lista es una cámara integrada en un reloj despertador. Parece un despertador digital, pero en realidad es una cámara con la que podremos grabar el entorno en el que se sitúe. Su diseño permite que se use en casa, en un dormitorio, o en una estantería cualquiera en otras estancias, pero también en el trabajo. Nos da además una resolución de 1080p, para una grabación de gran calidad.

Funciona mediante WiFi y tiene además una app para teléfono con la que vamos a poder controlar todo, así como almacenar las grabaciones realizadas por la cámara de forma sencilla. Su sensor de movimiento permite que empiece a grabar cuando se detecta movimiento, además te manda un aviso en la app, si quieres.

Se presenta como una cámara espía de lo más versátil, gracias a su diseño. El que tenga una app con la que poder controlar y configurar la misma hace que sea especialmente cómoda de usar. Por eso, se presenta como una opción a tener en cuenta, sobre todo porque tiene un precio que no es elevado en este segmento de mercado.

Cómo elegir una cámara espía

Boli camara espia

Cuando vas a comprar una cámara espía, hay que tener una serie de aspectos presentes. La selección de modelos disponibles actualmente es bastante grande, con diversos tipos y formatos a elegir, como seguramente muchos ya sabéis. Así que no es sencillo encontrar siempre una que se ajuste a lo que buscamos, al menos a primera vista. Si tenemos claros determinados aspectos sobre esa cámara, será más fácil encontrar una cámara que se ajuste a nuestras necesidades:

  • Tamaño: Uno de los aspectos más importantes en este proceso de compra es el tamaño de la misma. Ya que dependerá del espacio que tenemos disponible o de dónde deseamos ponerla, lo que va a determinar el tamaño que esta cámara espía puede tener. Una cámara más pequeña se puede esconder mejor, por ejemplo, pero tenéis que considerar el uso que queréis hacer y la ubicación, para elegir el tamaño.
  • Resolución: La resolución con la que esta cámara graba y toma imágenes es otro aspecto importante. Sobre todo si es en un negocio o se busca proteger algo, una resolución que permita ver con claridad a las personas que accedan es clave, para así tener una seguridad adicional.
  • Conectividad: La forma en la que se conecta dicha cámara también importa. Ya que hay algunas con cables, otras que funcionan por WiFi… Así que debemos considerar qué opción es más cómoda para nuestro caso concreto y así tener una cámara espía que se ajuste bien.
  • Autonomía: Si se apuesta por un modelo sin cables, la autonomía es clave. Ya que vamos a necesitar una cámara que vaya a poder grabar durante horas, sin que la batería se agote en medio de la grabación. Por eso, tened siempre presente esto, así como la facilidad de carga o posibilidad de usar baterías externas. Si esto es un tema que genera dudas, se puede recurrir a una cámara que esté conectada a la corriente en todo momento, aunque este tipo tiene menos movilidad y es algo más limitada en su uso.
  • Memoria: La memoria puede variar notablemente entre modelos de cámara espía. Por eso, si vas a usarla durante largas jornadas, una buena memoria es importante, que no tengamos que estar borrando contenidos cada poco tiempo para hacer hueco a nuevas grabaciones. O la posibilidad de ampliar memoria también es interesante, que tenga soporte para insertar una tarjeta SD o microSD, por ejemplo.
  • Visión nocturna: Una función de mucha ayuda es la presencia de visión nocturna. Si deseas que tu cámara tenga dicha capacidad, has de consultar modelos que tengan esta función de forma específica. Aunque pueden ser más caros, ya que es una función más profesional. Además, es importante que la grabación de noche sea en todo momento de calidad, que no se pierda resolución cuando se usa la misma.

Tipos de cámara espía

Camara espia

Como este segmento de mercado ha ido creciendo con el paso de los años, nos encontramos con cada vez más tipos de cámara espía. Por eso, para algunos no siempre está claro qué opción es la que deben comprar, debido a dicha gran selección en la actualidad. Os contamos algo más sobre los tipos a los que podemos encontrar en las tiendas en la actualidad, para que así podáis tener una idea mejor sobre cuál os resultaría conveniente comprar:

  • Wifi: Hay modelos que se conectan con una red WiFi, lo que te permite verlas desde otro dispositivo. Es decir, dispositivos conectados a la misma red van a poder ver en todo momento lo que se esté grabando con esta cámara. Son cada vez más comunes, por lo que hay todo tipo de precios disponibles en este sentido.
  • Camufladas: Una cámara espía al 100% es aquella camuflada, de modo que la podemos camuflar en otro objeto, para así poder realizar una grabación sin que se sepa que se está grabando. Se trata de un tipo de cámara que destaca por ser muy compacta. También puede ser una cámara integrada ya en otro objeto, como un bolígrafo o un despertador, por ejemplo. Hay diversos tipos, pero en todo momento destacan por lo compactas que son.
  • Para coche: Si estabas buscando una para tu coche, ya sea para grabar en caso de accidentes o como una medida de seguridad, para ver si alguien entra o usa tu coche, hay opciones en este campo a tener en cuenta. Este tipo de cámaras funcionan sin cables, por lo que la autonomía es algo importante, para que capture en todo momento.
  • Para ver desde el móvil: Hay algunas cámaras que se han pensado para que vayas a poder verla en todo momento desde el móvil. Todo lo que la cámara graba se va a poder ver en el teléfono, en directo. Además, hay cámaras espías que tienen una aplicación asociada, con la que vas a poder ver o guardar todo desde tu teléfono móvil.
  • Mini: Una cámara espía de tamaño muy reducido, estas son las mini. Son modelos compactos, que podrás llevar a cualquier lugar, pero que también puedes camuflar. En el campo de las cámaras más pequeñas hay muchas opciones, con diseños de lo más variados. Aunque en muchos casos, su diseño reducido hace que no tengamos posibilidad de ampliar memoria o que su autonomía vaya a ser mucho más limitada también. Son aspectos que es importante tener en cuenta.
  • Para exterior: Si quieres una cámara para usar en exteriores, como poner fuera de tu casa o negocio. Este tipo de cámaras suelen tener algunas características como resistencia a agua o salpicaduras, por ejemplo, para que se puedan usar en exteriores.
  • Tipo botón: Las hay también de tipo botón, que es un diseño muy concreto, pero que hace que sean cómodas en algunas ocasiones. Ya que el diseño botón se hace pasar por el botón de la ropa, como una americana, por ejemplo. Así que se puede llevar esa cámara consigo en todo momento a la hora de obtener esa grabación deseada. Si se busca una de este tipo, es importante elegir bien el color y el formato de la misma.

Usos de una cámara espía

Cámara espía

Una cámara espía es un dispositivo que vamos a poder usar en una gran cantidad de situaciones, que es lo que hace que sea de utilidad para todo tipo de usuarios. Puede que tengas dudas sobre el uso de la misma, que no sepas si es algo que vas a poder usar en muchas ocasiones, por eso, te contamos algunas situaciones o usos que se le puede dar a una cámara. Para que así puedas determinar si es algo para ti:

  1. Protección de la casa o del negocio: La más obvia es la seguridad en el hogar o negocio. Una cámara nos permitirá controlar si pasa algo en casa o en nuestro negocio, como ver si alguien roba o si ocurre algo fuera de lo normal en el mismo. Por lo que es un dispositivo de seguridad a tener en cuenta. También se puede usar como una herramienta de seguridad en el coche o en un trastero o garaje, por ejemplo.
  2. Situaciones extrañas: Si tienes dudas sobre una persona, si desconfías de alguien, como una niñera que cuida de tus hijos o sospechas que algo va mal en una situación concreta, una cámara espía es un método de poder salir de dudas y averiguar si hay algo realmente fuera de lo normal o que va mal.
  3. Accidentes: Si tienes una en tu coche, puedes grabar un accidente por ejemplo, en caso de que necesites una prueba para el seguro. Es una buena forma de evitar problemas o evitar tener que pagar por algo que no has hecho o de lo que no eres culpable.
  4. Bromas: Un uso común de la cámara oculta o cámara espía es el de gastar bromas. Hay muchos programas de televisión basados en este concepto, que se siguen emitiendo en televisión, así como canales en YouTube, en el que se graban bromas a personas, usando una cámara que no ven. Puede que sea este tu objetivo o deseo.
  5. Controlar a los niños: Si tienes niños y quieres estar seguro de que no hacen nada raro o que todo vaya bien, una cámara en su cuarto es una opción a la que muchos recurren. Les permite estar atentos a cualquier cosa que pase y así podrán evitar problemas con los niños. También en el caso de que tengas animales solos en casa y quieras comprobar que todo va bien, una cámara de este tipo es de utilidad.

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.