Tendederos

Ofertas en Tendederos por Black Friday

En todo hogar que se precie, siempre hay unos accesorios o complementos que son necesarios. Por eso, de todos ellos, hoy vamos a destacar los tendederos. Conocidos por todos y por todas, se trata de una base donde colocaremos la ropa recién sacada de la lavadora, para que termine de secarse por completo.

¡Lo más sencillo que tenemos en nuestra vida! Pero es cierto que de tan sencillo que es, no está de más el echarle un vistazo a varios modelos de tendederos, a qué debemos fijarnos a la hora de comprar uno o los tipos que existen y mucho más. ¿Te vas a perder todo eso?

Los mejores modelos de tendederos del mercado

El mejor Gimi - Tendedero Jolly... Gimi - Tendedero Jolly... 1.389 opiniones 22,90 €
Calidad Precio Vileda Surprise -... Vileda Surprise -... 1.144 opiniones 26,19 €
Nuestra favorita Rayen Sistema de Bloqueo... Rayen Sistema de Bloqueo... 186 opiniones 24,95 €
Vileda Mixer 3 -... Vileda Mixer 3 -... 2.438 opiniones 26,19 €
Cuncial TZ-S-4 -... Cuncial TZ-S-4 -... 1.203 opiniones 15,41 €
Tendedero Extra Varillas... Tendedero Extra Varillas... 4.619 opiniones 29,99 €
1.389 opiniones
1.144 opiniones
186 opiniones
2.438 opiniones
1.203 opiniones
4.619 opiniones
22,90 €
26,19 €
24,95 €
26,19 €
15,41 €
29,99 €

Tendedero Vileda Surprise

Se ha posicionado como uno de los modelos más vendidos. Por eso, no está de más que veamos qué es lo que nos ofrece para llegar a eso. Por un lado, hay que decir que es extensible y que puede llegar a alcanzar los 20 metros. Esto nos indica que podemos secar bastante ropa, de mayor o menor tamaño, gracias a sus rejillas extensibles. Contando así con un soporte para los artículos de tamaño más pequeño.

Sus varillas son lo suficientemente gruesas y de aluminio. Lo que nos indica que no dejarán ningún tipo de huella en la ropa y que soportarán todo su peso. Lo podrás colocar donde mejor te venga y sin arañar el suelo, ya que cuenta con ruedas. Por todo ello podemos decir que es muy práctico y flexible al mismo tiempo que compacto.

Vileda Infinity

Cuando tenemos mucha ropa que secar, porque somos más en la familia, entonces tenemos que pensar en un tendedero de más capacidad. De modo que toda la ropa pueda secarse por igual y sin temor a las arrugas. Este ejemplo cuenta con una extensión hasta los 189 centímetros pero luego, sus alas de ambos lados también se pueden seguir estirando hasta llegar a los 257 centímetros.

Además de ser resistente, gracias a sus varillas de aluminio, tampoco nos podemos olvidar del grosor de las mismas, que hará que nuestra ropa pueda extenderse mejor sin contar con pliegues. Pero no solo eso, sino que lo podrás colocar donde prefieras. Tiene dos ruedas con lo que será muy sencillo el manejarlo. Tiene una junta de seguridad para evitar que se cierre de una forma inesperada.

Tendedero vertical

Una forma también original y práctica de tender la ropa. Porque al contar con la forma vertical, el tendedero es perfecto para los hogares más pequeños. De modo que al colocarlo, no ocupe mucho espacio. Tiene un total de cuatro niveles de rejillas, para que puedas ir colocando la ropa como prefieras.

Pero no solo eso sino que además, podrás colgar tanto prendas como complementos. De este modo, quedan totalmente estirados y el secado será más rápido. Su estructura es de acero, así que no dudes en que tendrás una buena estabilidad. Además de tener soportes reforzados en cada rejilla. Las ruedas giratorias ya se encargan de poder colocarlo donde queramos.

Doble tendedero

Estamos ante un doble tendedero lo que significa que podremos usarlo desde los 11 metros hasta los 22 metros. Siempre y cuando tengamos más o menos ropa que tender. Porque además, podrás separarla a tus anchas e ir tendiendo en la parte que necesites. Además de ello, cuenta con unas varillas gruesas para colocar mejor la ropa.

De este modo, diremos adiós a todo tipo de pliegues. Tampoco se olvida de las prendas más pequeñas y como tal, también tiene un accesorio perfecto para ellas. Es compacto y muy sencillo de guardar cuando no se necesita. Por lo que tampoco ocupará tanto espacio como estás pensando.

Tendedero para balcón

Otro de los tipos de tendederos más comunes que nos vamos a encontrar son los tendederos para balcón. En este caso ya no serán de una pieza con sus pies, sino que tendrá unos soportes para que quede colgado del balcón, pero siempre bien seguro. Su longitud es de 10 metros y dispone de unos brazos de resina.

Se va adaptar a diferentes alturas y además, las sujeciones son muy robustas y sin dañar la superficie que tocan. Por lo que desde luego es otra de las grandes ideas para que puedas tender tu ropa y no siempre en el interior de tu hogar. Es resistente y hecho de metal, por lo que tendrá una larga vida.

Tipos de tendedero

Para interior

Es uno de los más habituales. Porque significa que tendremos siempre un buen rincón para poder colocarlo dentro del hogar. Suelen ser extensibles para poder aprovechar cada centímetro de los mismos. Además, se pueden plegar y guardar cuando no se estén usando. Cómodos, sencillos y económicos así son los tendederos para interior.

Para exterior

como elegir el tendedero

Suelen contar con unas barras o soportes que nos ayudarán a colocar el tendedero y a fijarlo. Por eso, este tipo de opción suele ir colocada en zonas de terraza o balcones. Cierto es que cuando el balcón es amplio, podemos sacar los tendederos de pie, pero sino, los colgantes siempre son una buena opción. Ya que tienen buena sujeción y son sumamente resistentes.

Plegable

Hablamos de un plegable cuando dispone de un par te patas que se puede estirar para añadir la estabilidad al producto. Pero es que además, también en su parte superior podrá abrirse más o menos en función de lo que necesitemos y de la colada que tengamos. Cuando no lo usemos volveremos a cerrar sus partes y quedará una pieza que podremos guardar en cualquier rincón.

De pared

Como su nombre indica, los de pared van fijados a la misma. Este tipo de tendederos suelen ser perfectos para colocar por fuera o bien, en un cuarto ya destinado para ello pero siempre en la altura. De modo que ocupará mucho menos espacio y al estar fijo ya no necesitamos colocarlo cada vez que tengamos ropa para tender. Podrás elegir tanto su diseño como su tamaño ya que pueden variar bastante.

Extensible

los-mejores-tendederos

Suelen ser esa opción perfecta para nuestra casa porque lo podremos colocar donde queramos y, dependiendo de la cantidad de ropa que tengamos, extenderlo un poco más o menos. De ahí siempre son de lo más demandados porque se adaptarán a todas las circunstancias y nunca nos quedaremos cortos con ellos.

 

Eléctrico

También puede contar con varias formas y acabados. Pero a buen seguro, secará nuestras ropa mucho antes al generar ese calor que se necesita. Por lo que, te olvidarás del desagradable olor a humedad que en ocasiones se convierte en un fastidio durante los días de invierno. Puede se de pie o de pared y va enchufado a la corriente, aunque gastan menos que una secadora.

Vertical

Tendederos verticales y resistentes

Es otra de esas grandes opciones que debíamos tener en cuenta. Al ser vertical, cuenta con varios estantes y hasta zonas para poder colgar la ropa y que no se arrugue. Es cierto que son muchos los modelos en el mercado, pero sin duda, todos ellos nos ayudan a ahorrar espacio. Los plegables siempre terminará guardados en cualquier rincón gracias a su reducido tamaño.

Cómo elegir un tendedero para la ropa

Tipos de tendederos

  • Material: Pueden ser de resina, que son bastante resistentes, de hierro de acero. Además necesitamos que las barras o varillas tengan un recubrimiento porque esto hará que nos dure todavía más y el óxido tarde en llegar.
  • Espacio para la colada: Debemos pensar siempre en función de las personas que seamos en casa. Ya que cuanta más colada tengamos, más espacio necesitaremos. De ahí que los que son extensibles siempre es una buena inversión.
  • Accesorios extra: Pueden contar con barras para pinzas y su cesto o para colgar perchas en las que podremos a secar trajes o prendas que no deben arrugarse. Elige siempre uno que tenga esos pequeños huecos o espacios destinados a prendas más pequeñas como los colgadores de calcetines.
  • Resistencia: Sin duda, esta parte va unida tanto a los materiales como a su peso. Sumando todo, tendremos la resistencia perfecta para el tendedero. Que tenga recubrimiento siempre es otro de los detalles a tener en cuenta, porque aguantará mucho más el uso.
  • Peso: Si lo quieres que pese poco, entonces quizás tengas que decantarte por los materiales como la resina. Pero es cierto que cuando tenemos bastante colada, debemos optar por uno un tanto más resistente. De modo que aguante la carga de toda la ropa mojada. Los tendederos suelen pesar entre los 2 y 4 kilos, aproximadamente.

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.