Silla de oficina

Cuando vamos a trabajar, lo que suele traducirse en que vamos a estar mucho tiempo haciendo lo mismo, necesitamos hacerlo de manera organizada y cómoda. Si nuestro oficio nos obliga a estar mucho tiempo sentados, lo primero en lo que tenemos que invertir es en una silla de oficina que nos asegure que, al finalizar nuestra jornada laboral, no vamos a notar molestias, y también que vamos a poder trabajar de la mejor manera. En este artículo te vamos a hablar de este tipo de sillas para que conozcas todas las opciones y características que existen en el mercado.

Mejores sillas de oficina

El mejor SONGMICS OBN86BK Silla... SONGMICS OBN86BK Silla... No hay valoraciones 97,89 €
Calidad Precio mfavour Silla Oficina... mfavour Silla Oficina... No hay valoraciones 169,99 €
Nuestra favorita Exofcer Silla de... Exofcer Silla de... No hay valoraciones 72,99 €
Songmics OBG22B-Silla de... Songmics OBG22B-Silla de... No hay valoraciones 98,99 €
mfavour Silla Oficina... mfavour Silla Oficina... No hay valoraciones 135,99 €
SONGMICS Silla de Malla,... SONGMICS Silla de Malla,... No hay valoraciones 47,86 €
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
97,89 €
169,99 €
72,99 €
98,99 €
135,99 €
47,86 €

Hbada Silla de oficina de Escritorio ergonómica

Esta silla de Hbada no es una muy ligera, pero ese no es su objetivo. Su objetivo es, entre otros, aguantar peso, y es que su ergonómico diseño ha pasado una prueba de presión estática de 1136kg. El respaldo proporciona soporte para la zona lumbar y toda la columna, lo que nos asegura que podremos trabajar mucho tiempo en ella y que no sentiremos dolor tras varios días de intenso trabajo.

El respaldo es de malla, lo que aporta comodidad y es transpirable, esto último especialmente importante si trabajamos en verano a temperatura ambiente. El reposabrazos se puede plegar y levantarlo completamente, lo que lo convertiría en una silla «normal». Lo mejor es que la silla es fácil de montar, y hasta un niño podría ensamblarla con las instrucciones que incluye. Eso y que el fabricante nos asegura que todo seguirá igual tras años de uso.

NOBLEWELL Silla de Oficina

Sin lugar a dudas, lo primero que vemos al mirar una silla de oficina como esta de NOBLEWELL es su reposacabezas. Se trata de una silla de malla de esas transpirables que nos aseguran que no sudaremos mientras las usamos y trabajaremos cómodamente, y esa malla también está presente en un reposacabezas ajustable que minimizará el dolor en las cervicales.

Además, se trata de una silla giratoria con ruedas que aprovecharemos mejor en escritorios grandes o si tenemos que trabajar en varias mesas. Los reposabrazos son muy cómodos, pero sólo podremos ajustar su altura, no podremos quitarlos. Esta silla ergonómica también es muy fácil de montar, por lo que podremos trabajar con ella minutos después de recibirla.

Cedric Silla de Oficina

La malla es algo muy usado en las sillas de oficina, y esta de Cedric también la usa. La maya aporta comodidad y la hace ser transpirable, pero si en algo destaca esta silla es por su soporte lumbar ajustable y ergonómico. También es ajustable su reposacabezas, por lo que es seguro que podremos trabajar muchas horas con ella y terminar el día con buena salud.

Siguiendo con las partes ajustables, también destaca por sus reposabrazos, unos que podemos ajustar tanto en su altura como en su inclinación. Y es que estamos ante una silla que se ha diseñado pensando en todos, es decir, para que cualquier persona pueda encontrar un punto de ajuste perfecto para no terminar el día con lesiones de manos, espalda, cervicales, cuello ni ninguna otra molestia.

KOMENE – Silla Ergonómica para Escritorio de Oficina

Esta silla de KOMENE es tan completa que nos recuerda un poco a la que usó Stephen Hawking. No, no es que se mueva sola ni podremos usarla para hablar, pero está fabricada con las partes reforzadas, tanto que no parece una silla de oficina, sino otra cosa. Los reposabrazos son muy cómodos y se han diseñado pensando tanto en su uso mientras escribimos como para dejar los brazo descansando, algo que podríamos necesitar, por ejemplo, en una videollamada.

Como la mayoría de sillas de oficina, estamos ante una que usa material de maya cómodo y transpirable, y todo se puede ajustar, empezando por su altura, la inclinación del respaldo, los reposabrazos, el reposacabezas e incluye ruedas que nos permitirán movernos por todo el escritorio.

Mc Haus VULCANO – Silla de Oficina Ergonómica Regulable

Si lo que estás buscando es algo con un diseño más fino, quizá te interese esta silla de oficina de Mc Haus. Está disponible en blanco y en negro, y es la primera la que menos destaca, por lo menos si trabajamos en una oficina pintada de blanco, lo que también es habitual. El respaldo es de malla, lo que es una de las opciones más cómodas y transpirables.

En cuanto a otras especificaciones, estamos ante una silla con ruedas y giratoria en la que podremos ajustar la altura de la silla, la inclinación del respaldo y, aunque mínimamente, los reposabrazos. Y si no somos manitas, nos interesa que sea tan fácil de montar como esta Vulcano. Además, pesa sólo 15.44kg, por lo que llevárnosla a otra habitación no será un gran esfuerzo.

Por qué es importante elegir una buena silla de oficina

Silla de oficina para evitar dolor d espalda

Este artículo trata sobre eso, y en los diferentes puntos lo explicaremos más extensamente. Pero una buena silla de oficina es importante porque nos va a permitir ser más productivos, trabajar más cómodos y evitar lesiones que podemos notar en nuestras manos, brazos o espalda. También podemos meter en el paquete el diseño, y es que trabajar en algo que nos gusta, aunque la mayor parte del tiempo lo vayamos a tener detrás, ayuda a que nos sintamos mejor.

Por otra parte, me parece importante tener en cuenta otra cosa: una buena silla de oficina no es aquella que tiene un precio más alto, sino la que nos permite estar cómodos durante mucho tiempo sin lesionarnos, sin que por ello hayamos tenido que pagar algo que no necesitábamos. Por ejemplo y como explicaremos más adelante, una silla con ruedas puede ser una buena opción sin las necesitamos, pero las partes móviles son más fáciles de romperse y hacen que la silla sea más cara.

Cómo elegir una silla de oficina

silla de oficina

Regulación de la inclinación del respaldo

El respaldo es muy importante en cualquier silla. Sin él, lo que tendríamos sería más bien un taburete que poco o nada nos aportaría en una oficina. El respaldo tiene que estar bien ajustado, y uno de los ajustes más importantes es el de su inclinación. Si vamos a trabajar sentados, es importante que esté recto, pero esto es para el público en general. Algunos usuarios lo preferirán algo más hacia atrás o hacia adelante, y por esto es importante que se pueda regular, para ponerlo justo donde queremos.

Regulación zona lumbar

No es algo que se vea mucho, pero algunas sillas de oficina incluyen un tensor lumbar. Es un mecanismo que permite el apoyo lumbar mediante una pieza horizontal que genera una mayor tensión o soporte en la zona lumbar en sillas con respaldo más blando, que suelen ser las de malla. Por lo general, el tensor se puede regular en su altura de forma simétrica o asimétrica. Básicamente, lo que nos ofrece este ajuste es parecido a lo que conseguimos añadiendo o quitando cojines en la zona lumbar, lo que es una especie de curva o soporte que hará que estemos cómodos durante más tiempo.

Como hemos mencionado, no es algo que se vea mucho, y menos si lo que hemos elegido es una silla pesada o con el respaldo grueso. Eso sí, hay que tener en cuenta que es algo importante, sobre todos para aquellos que sufran dolores de espalda regularmente.

Regulación profundidad del asiento

La profundidad es la posición, más adelante o más atrás, del asiento en sí, es decir, de la zona en donde nos sentamos que es la que suele estar en horizontal. Dependiendo del punto en la que lo ajustemos, afectaremos a la posición de nuestra pelvis y, por lo tanto, la postura baja de la espalda. Nuestro objetivo es que la posición pélvica sea neutra y que al final del día no notemos molestias.

Regulación de altura del asiento

Este es un ajuste que tiene que estar en prácticamente cualquier silla de oficina. Claro que existen sin este ajuste, pero estamos hablando de sillas básicas y baratas en las que, con toda probabilidad, no estaremos cómodos mucho tiempo y nos arrepentiremos si las compramos. Como digo, una buena silla de oficina tiene que permitirnos regular su altura para que la sincronicemos lo mejor posible con la de la mesa o escritorio en donde queremos usarla. El sistema puede suele ser hidráulico, aunque también puede que encontremos alguna con alguna rueda mecánica. En cuanto a esto, lo mecánico suele fallar menos, pero lo hidráulico es lo más moderno y cómodo.

Regulación de la altura y rotación de reposabrazos

Unos reposabrazos bien colocados nos ayudarán a estar en una buena postura. Muchas sillas no los incluyen, otras los añaden fijos y algunas de ellas permiten que los regulemos, por ejemplo, en su altura y rotación. Poco hay que decir sobre la altura: con un ajuste los subiremos más o menos para que los tengamos en la posición que mejor nos venga. La rotación nos permitirá inclinarnos un poco hacia adelante o hacia atrás, y en ocasiones podremos levantarlos del todo para salir de la silla más fácilmente.

Regulación de la altura del reposacabezas

Como en los coches, si una silla tiene reposacabezas, es buena idea que se pueda regular su altura. Lo más habitual es encontrar sillas con un reposacabezas fijo o incluso que carezcan de él, pero hay otras que sí nos permiten regular su altura. En lo personal, es algo que nunca he necesitado, por mi manera de sentarme o lo que sea, pero quien quiera asegurarse de que va a tener una silla cómoda y todoterreno necesita una silla con la posibilidad de poner el reposacabezas a diferentes alturas para ajustarlo a medida.

Ruedas giratorias

Las ruedas giratorias pueden ser un punto importante a tener en cuenta o algo que sólo encarezca la silla. ¿Por qué digo esto? Porque sí, es más fácil sentarnos y acercarnos al escritorio en una silla con ruedas, pero si son muy sensibles, también estaremos menos fijos que en una silla sin ellas. La elección es cosa nuestra.

Eso sí, creo que, si trabajamos en un escritorio grande o en más de una mesa, las ruedas son un Must Have (obligadas): sin levantarnos de la silla, podemos acercarnos a la otra mesa con tan sólo dar unos pasos sin levantarnos. Pero tenemos que asegurarnos de que sean resistentes, ya que, de lo contrario, con el tiempo se deformarán y es probable que dejen de rodar, lo que al final puede traducirse en que rayaremos el suelo.

Material del tapizado

Cuando compramos una silla de oficina, y más si tiene un precio alto, tenemos que fijarnos en que sea resistente o, más concretamente, duradera. Una vez la tengamos ajustada, rara vez moveremos nada de la misma, y menos si no tiene ruedas, por lo que lo que nos interesa en este punto es fijarnos en el material que han usado para tapizarla. Se pueden usar telas, cueros e incluso materiales plásticos o de otro tipo, y tenemos que fijarnos en que tenga el equilibrio necesario para cumplir con nuestras necesidades.

Creo que es importante tener en cuenta que el cuero, por muy bueno que sea, terminará rompiéndose, por lo que quizá nos interese algo tapizado con tela. También podemos buscar otras opciones que recuerdan más a las sillas con diseño deportivo como las de los YouTubers: cuero por las partes exteriores, pero tela, que incluso puede incluir agujeros o respiraderos, en las partes en donde apoyamos la espalda y el culo.

¿Merece la pena invertir en una buena silla de oficina?

Silla de oficina sí

¿La pregunta es si merece la pena trabajar con buenas herramientas? La respuesta es sí. Yo que escribo sé lo importante que es estar bien sentado, y me compré una silla para poder estar muchas horas frente a un escritorio. Y no soy el único que ha hecho algo similar, ya que tengo un amigo que llegó a comprarse una silla con su dinero para trabajar en la oficina, ya que la que le ofrecían le hacía terminar con dolor en los cervicales. Importante mencionar que el resto de compañeros estaban cómodos, pero él necesitaba algo que le fuera mejor a él.

Como leeréis más adelante, no usar una buena silla puede presentar muchos problemas, siendo uno de ellos el rendimiento. Y esto es algo que tenemos que tener en cuenta hagamos lo que hagamos, hablemos de sillas, mesas o incluso otros tipos de herramientas y artículos: merece la pena tener algo de calidad y, si puede ser, que se ajuste perfectamente a nuestra fisonomía y hábitos.

Problemas derivados de una mala silla de oficina

Si no eliges una buena silla, puedes experimentar problemas como los siguientes:

  • Problemas en la columna. Esto es lo más habitual: si nos sentamos en mala posición, puede que nos inclinemos mucho hacia adelante o, lo que es peor, no tengamos la columna recta. Después de varias horas en una mala posición, es fácil que nos vayamos a casa con dolor de espalda. Esa molestia puede estar informándonos de que estamos mal sentados, y ¿qué pasará si nos sentamos mal muchos días seguidos? Que probablemente acabemos en el médico e incluso puede llegar a decirnos que se nos ha empezado a desviar la columna.
  • Lesión por esfuerzo repetitivo. Esta lesión es común en mucho trabajos, y está relacionada con la fatiga. Si no usamos una buena silla, o incluso con una buena si no la ajustamos bien, puede que sintamos molestias en las manos, como fatiga, hormigueo o sensibilidad. Por lo tanto, una buena silla es tan importante como su ajuste.
  • Cifosis Torácica. Como en el punto anterior, es importante que a la buena silla le acompañe un buen ajuste. Si no nos ponemos en una buena postura, podemos acentuar la curvatura de la espalda, lo que hará que nos salga «chepa», «joroba» o, su nombre correcto, cifosis. Puede tener fácil solución yendo al médico y a rehabilitación, pero más vale prevenir que curar.
  • Mala circulación. Los hormigueos que podemos sentir cuando estamos mucho tiempo en una mala posición pueden ser un síntoma de mala circulación de la sangre. Esto se puede evitar con una buena silla y un buen ajuste que haga que la circulación circule, valga la redundancia, de manera fluida y natural y toda la sangre, junto al oxígeno y nutrientes, llegue a todo nuestro cuerpo sin dificultad.
  • Menor rendimiento. Claro que sí: si no estamos cómodos, vamos a pasar más tiempo pensando en las molestias que en el trabajo. De hecho, también pararemos para estirar, y eso se va a traducir en que seremos menos productivos.

Y si eres empresario, tienes que tener en cuenta también que unas sillas malas van a decorar peor tu oficina, lo que puede hacer que tus trabajadores no se sientan todo lo cómodos que cabría esperar. Y hablando de trabajadores, cuidado con obligarles a usar malas herramientas, ya que si tienen una lesión por estar mal sentados durante mucho tiempo, el empresario deberá hacerse cargo de su rehabilitación y sanción si se da el caso. Dicho esto, no está de más que el empresario les eche un ojo a los trabajadores para asegurarse de que no están sentados en una posición peligrosa.

Mejores marcas de sillas de oficina

Mejores marcas de sillas de oficina

Actiu

Actiu es una marca que se ha especializado en la fabricación y venta de muebles de oficina. Lo que ofrecen es fruto de la visión, el trabajo y lo aprendido por un grupo de personas que han estado analizando todo lo necesario durante 50 años y se han mantenido en constante movimiento para mejorar cada una de sus creaciones. Por lo tanto, en su catálogo siempre encontraremos muebles de oficina de todo tipo, desde los más innovadores hasta los más clásicos o «vintage». Como no podía ser de otra manera, ofrecen buenas sillas de oficina para todo tipo de usuarios.

Herman Miller

Herman Miller es una compañía de Michigan que fabrica y vende muebles de oficina, equipos y muebles para el hogar. En el sector, se les conoce por ser quien inventó el cubículo de oficina o Action Office, lo que son sets de muebles diseñados pensando en el trabajo en la oficina. Por lo tanto, estamos ante una empresa que está décadas diseñando todo tipo de muebles, entre los que tenemos unas de las mejores sillas de oficina que encontraremos en el mercado.

Steelcase

Steelcase es una compañía que ya tiene más de cien años, 109 años en la actualidad y contando. Está especializada en la fabricación y venta de muebles, siendo su punto más fuerte el de los que usamos en oficinas. También hace otras cosas relacionadas, como productos de arquitectura y tecnología para oficinas y la educación, salud y tiendas. Es la compañía de muebles más importante del mundo, por lo que todos sus productos ofrecen calidad y garantía. Y las sillas de oficina no se quedan atrás.

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

es_ESSpanish