Repetidor WiFi

No todas las casas, oficinas y espacios en general son del mismo tamaño. Es habitual que un buen router puede hacer que su señal WiFi llegue a cualquier esquina de un espacio de tamaño medio, pero no pasa lo mismo si éste es grande o simplemente tiene un diseño alargado. En estos casos, ¿qué puedo hacer para que la señal llegue a todas las habitaciones? Hay diferentes soluciones, y una de ellas es usar un repetidor WiFi que hará que podamos conectarnos a internet sin cables independientemente del punto en el que nos encontremos.

Mejores repetidores WiFi

El mejor TP-Link N300 Tl-WA850RE -... TP-Link N300 Tl-WA850RE -... No hay valoraciones 17,99 €
Calidad Precio TP-Link RE330 - Repetidor... TP-Link RE330 - Repetidor... No hay valoraciones 24,99 €
Nuestra favorita TP-Link TL-WA855RE... TP-Link TL-WA855RE... No hay valoraciones 18,95 €
TP-Link RE450 - Repetidor... TP-Link RE450 - Repetidor... No hay valoraciones 54,90 €
Victure Repetidor WiFi... Victure Repetidor WiFi... No hay valoraciones 28,29 €
TP-Link RE190 AC750 -... TP-Link RE190 AC750 -... No hay valoraciones 21,50 €
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
17,99 €
24,99 €
18,95 €
54,90 €
28,29 €
21,50 €

TP-Link RE450

TP-Link es una apuesta segura. Tienen una gran trayectoria en el mundo WiFi, y sus routers y repetidores son de los más populares del mercado. Este RE450 tiene todo lo que podamos necesitar, empezando por tres antenas que harán que la señal se extienda con precisión a más direcciones.

En cuanto a otras especificaciones, tenemos que soporta tanto los 2.4GHz como los 5GHz, por lo que podremos disfrutar de 450Mbps a una distancia más larga o hasta 1750Mbps en distancias cortas y sin muchas paredes por el medio. Además, incluye un puerto Ethernet que se puede usar para conectarlo a un router si éste no tiene WiFi o su alcance/velocidad no es bueno o conectar un ordenador directamente al repetidor.

Victure Repetidor WiFi 1200Mbps

Una opción más económica es esta de Vincture. Ofrece velocidades de hasta 1200Mbps, y tiene dos antenas dirigibles para poder apuntar a donde más nos interese, o bien para separarlas y que la señal sea más amplia. Como casi cualquier aparato WiFi que se precie hoy en día, es compatible con las frecuencias de 2.4GHz y 5GHz, lo que se traduce en buen alcance y buena velocidad, aunque tengamos que cambiar de frecuencia según lo que nos interese en cada momento.

No deja de ser importante, sobre todo para los menos expertos, que incluye un botón WPS que sirve para configurar el repetidor de una manera más rápida. Y también tiene puerto Ethernet para conectarlo directamente al router o conectar un equipo al repetidor.

Xiaomi Mi Repetidor

Xiaomi lleva tiempo haciendo las cosas bien, y no sorprende que en esta lista haya un repetidor de esta marca. Lo que sí sorprende es su precio, ya que cuesta la quinta parte de lo que cuestan otros repetidores, pero no sorprende tanto cuando recordamos que Xiaomi siempre ha ofrecido productos con buena relación calidad-precio.

Este repetidor de Xiaomi es uno muy simple, pero eso no significa que no merezca la pena. Ofrece una banda dual, lo que significa que soporta las frecuencias de 2.4GHz y 5GHz, y una velocidad máxima de 1733Mbps, siempre y cuando usemos la mejor configuración y estemos cerca del router.

TP-Link TL-WPA4220T Kit Extensor

Aunque está en esta lista, esto de TP-Link no es un repetidor convencional. En realidad, lo que tenemos aquí es un kit extensor, y todos sabemos que en un kit se incluyen varios componentes. El TL-WPA4220T incluye un total de tres aparatos que se pueden conectar entre sí para que la señal llegue hasta donde nunca habríamos imaginado.

Este extensor no está pensado para ofrecer las mayores velocidades, ya que se ha quedado en la frecuencia de 2.4GHz, que no es tan rápida como la de 5GHz. Pero esa no es la razón de ser de este extensor. Está diseñado para ofrecer velocidades de 600Mbps en cualquier punto de nuestra casa u oficina, para lo que usa PLC y es de fácil montaje, ya que sólo tenemos que conectarlo y presionar un botón para configurarlo.

Yaasier Repetidores WiFi, 1200Mbps

Este repetidor de Yasier ofrece velocidades de hasta 1200Mbps, algo que podremos disfrutar si nos conectamos a su frecuencia de 5GHz y estamos cerca del mismo. También soporta la frecuencia de 2.4GHz, lo que significa que podremos conectarnos al repetidor aunque estemos un poco más lejos y haya paredes entre medias.

La compañía destaca dos cosas de este producto: podremos conectar hasta 20 aparatos a su red WiFi, por lo que raro será el caso en el que alguno se quede huérfano o se caiga la conexión por excesos. También destaca que no tiene un puerto Ethernet, sino 2, lo que le permite conectarse al router o podemos conectar hasta dos aparatos a él para que ninguno de los dos dependa de la señal WiFi.

Qué es un repetidor WiFi

Que es un repetidor wifi

Las señales WiFi van perdiendo potencia y velocidad cuando nos vamos alejando del router. Por lo tanto, si estamos en una casa de unos 20m de largo con paredes intermedias, es probable que la señal no sea capaz de llegar al otro extremo. Un repetidor WiFi es un aparato que está diseñado para recoger y ampliar la señal del router.

La idea es la siguiente: digamos que tenemos el router en un extremo de una casa, oficina, etc, y que la señal WiFi no llega o llega muy floja al otro extremo. Suponiendo que se pierde la mitad de la potencia/velocidad a mitad de camino, podemos poner un repetidor WiFi en ese punto para que haga que cerca de ese 50% llegue hasta el punto más alejado. Es importante mencionar que el tanto por cien se menciona a modo orientativo, y que lo importante es saber que el repetidor recogerá la señal y hará que llegue más lejos.

Cómo se usa

Cómo se usa un repetidor wifi

Cada repetidor WiFi debe incluir en la caja las instrucciones que nos indicarán cómo hacerlo funcionar. Lo que encontraremos en ellas, sobre todo, es el nombre del punto de acceso, su IP y demás, pero para configurar un repetidor WiFi suele ser necesario seguir unos pasos como los siguientes:

  1. Abrimos la caja y comprobamos que en ella se incluye todo lo que debe incluir, como el aparato y la documentación.
  2. Conectamos el repetidor a la toma de corriente.
  3. Conectamos el repetidor a un ordenador con el cable de red.
  4. A partir de aquí, tenemos que seguir las instrucciones del fabricante, pero básicamente, en este paso tenemos que acceder a la dirección del repetidor para poder entrar a los ajustes del mismo. Esa dirección puede ser un número como 192.168.0.1, o cualquier otra que nos indiquen en las instrucciones.
  5. Siguiendo lo que nos indican las instrucciones, o ya nuestra intuición si ya hemos entrado a paneles similares en el pasado, tenemos que ir al apartado en donde se muestran las redes disponibles. En el mismo, probablemente, podamos añadir el nombre de la red y la contraseña si la tenemos en modo oculto.
  6. A continuación elegimos la red principal y nos conectamos a ella.
    • Como paso opcional, podemos configurar un nombre para el repetidor. Por ejemplo, si la red del router es WiFi1, podemos ponerle WiFi2. De esta manera, podemos asegurarnos de que en un punto lejano al router nos vamos a conectar siempre al repetidor, lo que hará que señal y velocidad sean mayores. De lo contrario, siempre cabe la posibilidad de que nos conectemos a WiFi1 y la señal y la velocidad sean casi inexistentes.
  7. Ahora desconectamos el repetidor del PC y de la toma de red.
  8. Por último, ponemos el repetidor en una zona intermedia que le permita recoger la señal del router y hacerla llegar hasta el punto que nos interese.

Me parece importante tener en cuenta un detalle: las cocinas. Ellas, en donde hay tantos aparatos como cocinas electrónicas, neveras, microondas y demás, actúan como un agujero negro de frecuencias de radio que pueden hacer que la señal se pierda, tanto es así que mucho teléfonos pierden la cobertura en la cocina. Si podemos, tenemos que evitarlas, o probar a poner el repetidor en el punto en donde la señal WiFi se vea menos afectada (una habitación antes, una después o en la misma cocina).

Cómo elegir un repetidor WiFi

Cómo elegir un repetidor wifi

Alcance

El alcance del repetidor es uno de los puntos más importantes a tener en cuenta. Podemos comprar el mejor que veamos, pero, si está diseñado para que llegue a mucha distancia y no necesitamos tanta potencia, estaremos literalmente tirando el dinero. Un repetidor WiFi puede servirnos para distancias de unos 20m con paredes o hasta cientos de metros si paredes. Somos nosotros quienes tenemos que saber dónde lo vamos a usar para poder decidir qué distancia necesitamos y lo que explicaremos en el siguiente punto.

Tipo de red

El tipo de red también es importante. No hay que confundir el tipo de red con el cifrado de la misma (WEP y WPA, por ejemplo). Hay distintos tipos, como los siguientes:

  • 802.11: suele ofrecer una velocidad de 1Mbit/s, aunque la teórica es de 2Mbit/s. La frecuencia es de 2.4GHa y llega hasta los 330m.
  • 802.11a: la velocidad a la que suele llegar son 22Mbit/s, aunque en teoría debería ofrecer hasta 54Mbit/s. La frecuencia es de 5GHz y puede llegar a 390m.
  • 802.11b: suele llegar a los 6Mbit/s, aunque la velocidad teórica son 11Mbit/s. La frecuencia es de 2.4GHz y puede llegar a 460m.
  • 802.11g: la velocidad que suele ofrecer son 22Mbit/s, pero la teórica es de 54Mbit/s. La frecuencia es de 2.4GHz y puede llegar a 460m.
  • 802.11n: la velocidad que suele ofrecer es de 10Mbit/s, pero la teórica es de 600Mbit/s. Combina frecuencias 2.4GHz y 5GHz y puede llegar a los 820m.
  • 802.11ac: suele ofrecer unos 100Mbit/s, pero la velocidad teórica es de 6.93Gbps. La frecuencia es de 5.4GHz y llega hasta unos 300m.
  • 802.11ad: suele ofrecer una velocidad de 6Gbit/s, pero la velocidad teórica es de 7.13Gbps. La frecuencia es de 60GHz y llega hasta 300m.
  • 802.11ah: llega hasta unos 1000m, con una frecuencia baja que le hace llegar a prácticamente cualquier punto, pero no a la mejor velocidad.

Como habéis visto, hemos hablado de velocidad teórica y práctica, y esto es porque el WiFi no es una ciencia exacta a día de hoy. Dependerá de muchos factores, y las mejores velocidades las obtendremos con un buen equipo de destino (móvil, tablet, PC…) justo al lado del router, y aún así es difícil que consigamos el máximo de la velocidad teórica.

Personalmente, un dato que a mí me parece importante explicar es el de las frecuencias, sobre todo las 2.4GHz y 5GHz. Las primeras están diseñadas para llegar más lejos y atravesar bien las paredes, pero la velocidad ni se acerca a ser la máxima. La segunda es mucho más rápida, pero para aprovechar la máxima velocidad tenemos que estar cerca del router y sin paredes de por medio. Por eso, me parece importante conseguir un router o repetidor compatible con, por lo menos, esas dos frecuencias, ya que con la primera podremos conectarnos desde más lejos del router y con la segunda podremos navegar a más velocidad si estamos en la misma habitación.

Velocidad

Como hemos explicado en el punto anterior, cada tipo de red WiFi tiene unas propiedades, y nosotros debemos saber lo que nos interesa. Eso que hemos explicado en el apartado del alcance de que si compramos algo que no necesitamos perderemos dinero, también podemos aplicarlo a la velocidad, y esto es sencillo de entender: ¿para qué vamos a comprar un repetidor WiFi que nos ofrezca una velocidad de 1000Mbit/s si nuestro router sólo ofrece 300Mbit/s y tenemos contratados 100Mbit/s?

Pero aquí tengo que decir que cuidado, que analicemos la situación: ¿cabe la posibilidad de que en el futuro contratemos más velocidad y cambiemos el router a otro más potente? Si la respuesta es que sí, a lo mejor sí merece la pena comprar un repetidor de los más rápidos, por lo que pueda pasar en el futuro.

Marca

Una máxima en economía es que lo barato sale caro. Vale, es cierto que no siempre se cumple, y que podemos comprar algo baratísimo que cumpla perfectamente su cometido durante mucho tiempo, pero no es lo habitual. Por ese motivo, muchas veces merece la pena adquirir algo con cierta fama, ya que esta fama la habrá conseguido después de lanzar decenas de productos de buena calidad.

Creo que no merece la pena comprar un repetidor WiFi de los baratos que encontremos por Amazon o cualquier tienda especializada (o no), y personalmente yo recomendaría alguna de las siguientes:

  • D-Link.
  • Netgear.
  • ASUS.
  • TP-Link.

Las anteriores son una apuesta segura, y ofrecen aparatos para todo tipo de usuarios y sus necesidades. Hay otras marcas que están cogiendo fama, pero las anteriores llevan décadas funcionando y creo que son las primeras que deberíamos analizar.

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

es_ESSpanish