Banda pulsómetro

Cuando vamos a hacer cualquier actividad física, merece la pena ir bien preparado: ropa, equipamiento y algunas cosas más, como un medidor de frecuencia cardíaca. Los que mejor funcionan por fiabilidad y precisión son las bandas pectorales (banda pulsómetro) y en este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber para que nunca tengas un problema que, literalmente, podría costarte la vida.

Mejores bandas con pulsómetro

El mejor CooSpo Frecuencia... CooSpo Frecuencia... 424 opiniones 26,99 €
Calidad Precio CooSpo Banda de... CooSpo Banda de... 561 opiniones 27,99 €
Nuestra favorita moofit Sensor de... moofit Sensor de... 149 opiniones 21,10 €
CooSpo Monitor Sensor... CooSpo Monitor Sensor... 119 opiniones 29,99 €
Cinta elástica Soft... Cinta elástica Soft... 1.370 opiniones 10,99 €
Polar H9 - Sensor de... Polar H9 - Sensor de... 934 opiniones 59,90 €
424 opiniones
561 opiniones
149 opiniones
119 opiniones
1.370 opiniones
934 opiniones
26,99 €
27,99 €
21,10 €
29,99 €
10,99 €
59,90 €

Garmin HRM Run

Esta banda pectoral de Garmin es de lo mejor del mercado, una apuesta segura. La correa es más blanda que en modelos anteriores, lo que se traduce en mayor comodidad, fijación y también precisión. Además, es capaz de ofrecer datos extra, como contador de pasos, tiempo de contacto del pie en el suelo y la oscilación vertical.

Este pulsómetro de Garmin, especialmente diseñado para el running, merece mucho la pena, sobre todo si lo usamos junto a un dispositivo de la misma marca. Es un poco más caro que otros más sencillos, pero también puede llegar a medir la VFC, algo importante para los usuarios más exigentes.

CooSpo Banda de Frecuencia Cardíaca

Si lo único que necesitas es una banda pectoral para medir el pulso sin florituras y no quieres gastarte mucho dinero, tienes que echarle un vistazo a la banda de frecuencia cardíaca de CooSpo. Por la mitad de precio que lo que cuestan las bandas de marcas populares, obtendremos una con una cinta suave que prácticamente no notaremos que la llevamos encima.

Y si estás pensando que vas a sacrificar mucho por el precio, te equivocas: esta banda pectoral soporta Bluetooth 4.0 y ANT+, lo que significa que podremos conectarla a todo tipo de dispositivos, como smartphones y algunos ciclocomputadores. Tampoco sacrificaremos resistencia, puesto que es impermeable (IP67).

Polar H7

El H7 de polar es una banda pectoral que es compatible con muchas aplicaciones gracias a su soporte para BLE. Además, su diseño y su transmisión de 5kHz nos permitirá usarlo mientras nadamos, por lo que es una de las mejores opciones si nuestro deporte favorito es la natación.

Es importante mencionar que, aunque hace muy bien lo que hace, se trata de un dispositivo con algunos años a sus espaldas. Por lo tanto, tiene algunas carencias, como que no soporta ANT+.

Polar H10

El H10 de Polar es la evolución del H7 e incluye muchas mejoras, empezando por el diseño de la banda que ahora es más cómoda y precisa. Por un precio mayor que su hermano más mayor, en el sentido de antigüedad, nos ofrecerá mayor versatilidad y precisión, entre otras cosas.

Es importante mencionar que entre las actualizaciones que han incluido en el H10 tenemos que se ha incluido soporte para ANT+, lo que nos permitirá conectarlo a máquinas de gimnasio, ciclocomputadores de todo tipo y otros dispositivos de entrenamiento compatibles.

Onlyesh CooSpo H6

El H6 de CooSpo es otro pulsómetro para los que sólo quieren medir el pulso sin dejarse la cartera en su compra. Su especificación más importante, teniendo en cuenta su precio, es que soporta la tecnología ANT+, lo que nos permitirá conectarlo a todo tipo de dispositivos de entrenamiento como aparatos de gimnasio compatibles o ciclocomputadores.

Además, en su bajo precio también incluye resistencia al agua, lo que nos permitirá dejar de preocuparnos por mucha humedad que haya durante nuestra actividad física.

Para qué sirve una banda pulsómetro

Una banda pulsómetro, también conocido como banda pectoral, es un dispositivo que sirve para medir la frecuencia cardíaca en pulsaciones por minuto. Una vez puesta, y conectada a un dispositivo compatible que mostrará los datos, nos servirá para saber a qué velocidad está latiendo nuestro corazón, con lo que podremos saber la cantidad de esfuerzo o el estrés al que está sometido y si necesitamos bajar la intensidad del ejercicio o, por lo contrario, podemos mantener el ritmo.

Las bandas pectorales actuales son la evolución de los pulsómetros más antiguos, lo que también significa que son la mejor y más fiable opción si nuestro entrenamiento requiere precisión porque, sencillamente, llevan más tiempo siendo estudiadas. En parte, la precisión viene dada por dónde está colocado el sistema de medición, a escasos centímetros del corazón. En la actualidad existen buenos relojes para medir el pulso, pero hasta una banda pectoral mediocre ofrece una precisión mayor que la que ofrecen las pulseras de actividad o relojes inteligentes.

Cómo elegir una banda pulsómetro

Banda pectoral garmin

Tipo de banda o cinta

Un componente importante de las bandas pectorales son sus bandas, lógico. Es lo que va a estar pegado al cuerpo y tenemos que tener en cuenta cómo son antes de decantarnos por un pulsómetro u otro. Las bandas pectorales más modernas son todo una cinta elástica en donde se monta en sensor, pero la calidad y comodidad de dicha cinta dependerá del artículo elegido. Merece la pena evitar algunas cintas donde hay mucha parte en goma y elegir una más moderna en la que la cinta sea todo tela menos la parte encargada de leer la información.

Por otra parte y como en cualquier artículo vestible, tenemos que fijarnos en la talla. Lo más habitual es que sean de tamaño estándar pero, sobre todo si somos muy grandes, tenemos que elegir una cuyo tamaño vaya a quedar bien en nuestro cuerpo. Para ello, sólo tenemos que fijarnos en la longitud de la cinta y comprobar que nuestro pecho va a entrar en ella.

Protocolo inalámbrico

Otra cosa que hay que tener en cuenta es su compatibilidad. Si adquirimos una banda pectoral que viene con un aparato, es probable que no necesitemos conectarla a otros dispositivos. Pero si queremos que se comunique, por ejemplo, con relojes o teléfonos inteligentes, tenemos que elegir una banda pectoral que sea como mínimo compatible con el Bluetooth. Si queremos que la compatibilidad sea mayor y que encima consuman poca energía, tenemos que asegurarnos que su tecnología inalámbrica soporte BLE y ANT+.

Alimentación y autonomía

En cuanto a la alimentación y como muchos otros dispositivos, hay dos opciones: la pila y la batería. Cada una de ellas tiene sus pros y sus contras, como los siguientes:

  • Pila: lo mejor de la pila es que, una vez se acaba, podemos sustituirla por otra. El pulsómetro es más duradero, puesto que no tendremos que reemplazarlo como sí lo haríamos en uno que usara batería porque ésta ha perdido capacidad. Lo malo es que tendremos que comprar pilas en de 6 a 24 meses.
  • Batería: son una minoría, pero también existen pulsómetros con batería recargable. Lo bueno que tienen es que no tendremos que comprar pilas, pero lo malo es que durarán menos tiempo; cuando la batería deje de funcionar, deberemos comprar otro pulsómetro.

Resistencia al agua y sudor

Usar un pulsómetro no tendría mucho sentido si vamos a estar quietos. Usamos los medidores de frecuencia cardíaca cuando hacemos deporte, lo que significa que, como mínimo, van a tener que trabajar junto a nuestra sudor. Por ese motivo, merece la pena que compremos uno que sea resistente al agua, como mínimo. Si es posible, deberemos comprar uno que también sea resistente al sudor, lo que significa que está más protegido porque en el sudor también hay algo de «polvo», más concretamente sal, que podría dañar el dispositivo.

Hoy en día hay pocos pulsómetros que no sean resistentes al agua, pero merece la pena asegurarnos de que tienen como mínimo la certificación IP56. El 5 indica que soporta el polvo y el 6 que soporta chorros muy potentes de agua. Si vuestro deporte favorito tiene más contacto con la humedad, probablemente os interese uno con certificación IP68: el polvo no puede entrar en ninguna circunstancia y podremos realizar inmersiones completas.

Precisión

Las bandas pectorales son precisas de por sí. No hay una especificación que indique la precisión de este tipo de medidores, por lo que para saber si uno es preciso o no tendremos que basarnos en otras cosas, como si es de una marca fiable o si su banda está fabricada con un buen diseño y material que le permita ajustarse bien al cuerpo. Sí es cierto que hay algunas marcas que se sabe que fabrican y venden pulsómetros que pueden medir algo más que la frecuencia cardíaca. Por ejemplo, los modelos más recientes de Garmin son capaces de medir también la VFC (Variabilidad de la Frecuencia Cardíaca), algo que sólo es posible si el sensor es más preciso.

Cómo colocarse la banda del pulsómetro

Banda pectoral polar

Para colocar bien el pulsómetro de banda pectoral, tenemos que seguir estos sencillos pasos:

  1. Ajustamos la banda pectoral para que esté fija, pero no apriete. Es malo que apriete mucho, pero más malo que se mueva. La medida exacta nos la dará una experiencia (uso) en la que comprobaremos si se ha movido tras una actividad, si hemos estado cómodos y si la medición del pulso ha sido regular (sin picos extraños).
  2. La banda pectoral, o la zona en la que está el dispositivo de medición, tiene que estar en el esternón. Se trata del hueso que tenemos en el centro del pecho y en donde terminan las costillas. La posición es justo debajo del pecho.
  3. Como paso opcional, nos aseguraremos de que la zona de goma de la parte interior está mojada. Esto será especialmente importante en invierno, puesto que los pulsómetros de banda pectoral funcionan mejor cuando están húmedos y en invierno se suda menos.

¿Merece la pena comprar un pulsómetro con banda pectoral?

Sí. Sin duda. Y esto os lo dice un usuario no muy exigente que hace rutas en bici de vez en cuando. ¿Por qué merece la pena una banda pectoral? Para empezar, hay que hablar de los relojes inteligentes o pulseras cuantificadoras: no son precisas. El sistema que usan para medir el pulso guarda relación con la luz y pueden perder precisión por muchos motivos, como la temperatura, el tipo de piel o incluso los tatuajes. También perderán precisión si no es posible mantener la muñeca quieta, algo que sucede en deportes como el ciclismo.

Por otra parte, merece la pena usar un pulsómetro, sea de banda o de cualquier otro tipo (aunque recomendamos banda), para controlar nuestro esfuerzo, lo que nos ayudará a progresar, y para proteger nuestra vida, literalmente. Cuando salimos a hacer deporte, puede haber un momento en el que estemos apretando demasiado y llegar a límites peligrosos. No os miento cuando os digo que decidí comprar una banda pectoral cuando, después de subir un puerto y no poder consultar la información en tiempo real, mi pulso estaba sobre las 195ppm. Ese mismo día, si tuviera el dispositivo que tengo ahora, probablemente habría parado antes. Si el esfuerzo fuera algo mayor y lo hubiera mantenido, podría haber puesto en peligro mi vida. Por lo tanto, merece la pena usar un pulsómetro por seguridad.

Mejores marcas de bandas de pulsómetro

Garmin

Garmin es una de las marcas más importantes en el sector de las actividades al aire libre. Son famosos principalmente por sus dispositivos GPS, pero también crean relojes, ciclocomputadores y pulsómetros, tanto en reloj como en banda pectoral. Sus bandas pectorales son de las mejores del mercado, tanto que su precisión le permite a sus dispositivos medir la VFC. Garmin es una apuesta segura, algo que también se cumple en sus sistemas de medición de frecuencia cardíaca.

Polar

Polar es una marca especializada en equipamiento deportivo. En su catálogo encontramos mucha ropa, pero también dispositivos electrónicos como ciclocomputadores y relojes inteligentes. Por otra parte, también son los responsables de unos de los pulsómetros más fiables del mercado, entre los que tenemos los de muñeca y los de las bandas pectorales.

Decathlon

Decathlon es una marca cuya popularidad se la debe principalmente a sus tiendas especializadas en equipamiento deportivo. Por otra parte, también vende productos con sus marcas propias, entre los que tenemos ropa, accesorios de todo tipo y pulsómetros. El pulsómetro y otros artículos de running los encontraremos con la marca Kalenji.

El pulsómetro más actualizado de Decathlon (Kalenji) soporta las tecnologías BLE (Bluetooth Low Energy) y ANT+, lo que significa que, en un principio, es compatible con todo tipo de dispositivos, lo que incluye smartphones y ciclocomputadores como los de Garmin.

Bryton

Bryton es una marca especializada en accesorios para bicicleta. En su catálogo encontramos, sobre todo, ciclocomputadores, pero también venden sensores y soportes, entre otras cosas. Entre los sensores tenemos los de frecuencia cardíaca, unas bandas pectorales que ofrecen gran fiabilidad con buena relación calidad-precio.

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.