Manta eléctrica

Con la llegada del frío comenzamos a pensar en todos los utensilios que nos mantendrán alejados de él. Por lo que la manta eléctrica es uno de los más aclamados. Desde luego no nos extraña porque tiene muchos beneficios para nuestro cuerpo y además, la podremos encontrar con varios tamaños y funciones.

Tanto es así que siempre nos asaltan las mismas dudas, ¿Cuál es la mejor que puedo elegir? Pues hoy no hace falta que le des más vueltas, porque tenemos las mejores respuestas en forma de ejemplos. ¡Si estás pensando en comprarte una manta eléctrica, no te pierdas todo lo que sigue!

La mejor manta eléctrica

El mejor MVPower Manta Eléctrica... MVPower Manta Eléctrica... 1.671 opiniones 42,99 €
Calidad Precio Almohadilla Eléctrica... Almohadilla Eléctrica... 1.663 opiniones 28,99 €
Nuestra favorita MaxKare Almohadilla... MaxKare Almohadilla... 3.827 opiniones 29,99 €
Bedsure Almohadilla... Bedsure Almohadilla... 1 opiniones 22,99 €
Manta Electrica Espalda,... Manta Electrica Espalda,... 82 opiniones 24,99 €
Almohadilla Térmica,... Almohadilla Térmica,... 40 opiniones 28,99 €
1.671 opiniones
1.663 opiniones
3.827 opiniones
1 opiniones
82 opiniones
40 opiniones
42,99 €
28,99 €
29,99 €
22,99 €
24,99 €
28,99 €

Manta Medisana

Estamos ante una manta que cuenta con un tamaño de 150 x 80 centímetros. Además, dispone de tres tipos de niveles de temperatura. Ya que no siempre necesitaremos de uno concreto, sino que de este modo, se podrá ajustar siempre a nuestras necesidades y a las de nuestro cuerpo. una manta como esta, te servirá para colocar en cualquier cama. ¿De qué modo? Pues solo tienes que estirarla y que la sábana vaya sobre ella.

Para que sea muy sencilla de usar, cuenta con un mando a distancia con cable. Pero dispone de un interruptor que podrás retirar para así, poder lavar la manta en la lavadora. Lo bueno de una temperatura regulable como esta es que podrás colocarla en las zonas más problemáticas como los lumbares y aliviar los dolores de las mismas.

Manta eléctrica con apagado automático

El que disponga de un apagado automático siempre es una buena idea. Pero esta manta no es todo lo que nos puede ofrecer, ya que lleva un total de 6 temperaturas diferentes a elegir. Dichas temperaturas van desde los 20º hasta los 45º. Pero no te preocupes si la necesitas rápidamente, porque en menos de 5 minutos la podrás tener ya lista para cuidarte. Sin olvidar el apagado automático, que tan necesario es.

Su acabado es de gran calidad, con un aspecto suave y cómodo. También la podrás lavar en la lavadora, pero acuérdate de desmontar la parte del mando o el control remoto. Sin olvidar que mide alrededor de los dos metros, por lo que también se hace más que básica para poner en cama o bien, en el sofá donde estés más cómodo o cómoda.

Almohadilla térmica Boston

Cuando necesitas ese calor o temperatura más específico, entonces sí debemos apostar por las almohadillas térmicas. En cuanto al tamaño son más reducidas, como esta que tiene unas medidas de 30 x 60 centímetros. Pero por ese motivo es perfecta para poder dar calor y descontracturar zonas como los hombros o bien la parte de los lumbares o al abdomen. ¡La podrás manejar a tu antojo!

Puedes elegir la temperatura con los tres modos de calor que tiene disponibles. Con ella mejorará la circulación al mismo tiempo que dirás adiós al malestar y a los dolores articulares. Con materiales de alta calidad y también un mando. Este se puede retirar cómodamente y así, podrás lavar tu manta siempre que lo necesites. Después de 90 minutos se apagará y tiene dos años de garantía.

Medisana almohadilla polar

Otra de las almohadillas viene de Medisana. Con un acabado polar que la hace mucho más suave y agradable al tacto, se convierte en principal en nuestra vida. Dispone también de tres ajustes de temperatura, según la necesidades de cada uno y también de la zona del cuerpo a tratar. Su tamaño es de 30 x 40 centímetros.

Esto hace que se pueda adaptar mucho mejor a todas esas zonas que queremos cuidar. Al igual que sus compañeras, también dispone de un mando que se puede retirar. Esto ayuda a la hora de su mantenimiento, ya que sin él, la podremos lavar sin mayor problema. Además de todo ello tiene una protección de sobrecalentamiento.

Beurer HK

Uno de los puntos a su favor es que tiene un acabado de lo más delicado. Por lo que esa suavidad se traduce en comodidad. Recuerda que también se puede lavar, una vez que se retira el cable, que lleva incorporado y a 30º será más que suficiente. Gracias a que se calienta realmente rápido, podremos decir adiós a las dolencias también de una manera más eficaz.

Es muy transpirable, por lo que además de cómoda, también mantiene una buena higiene. Sin olvidarnos de que también cuenta con tres niveles de temperatura. Lo que hará que encuentres la máxima comodidad en ellos. Haciendo que tu cuerpo también lo note y deje atrás todo tipo de dolores.

Para qué sirve una manta eléctrica

La manta eléctrica cumple con varias funciones o requisitos. Tal y como su nombre indica, se trata de una manta que alejará el frío de nuestro cuerpo. Proporciona una sensación cálida con la que nos sentiremos realmente mucho mejor. Puede calentar la cama o bien, mientras estamos en el sofá, dándonos una mayor satisfacción. Pero es que a mayores, también es perfecta para combatir los dolores musculares.

Cómo elegir manta eléctrica

Si tienes una contractura, es un elemento vital, para poder aportar calor y relajar la zona. Pero eso sí, no la podrás usar mucho tiempo seguido, sino que es mejor usarla varias veces al día o bien optar por las almohadillas. ¿Por qué es útil para estos propósitos? Porque va hacer que la sangre fluya mejor, ya que el calor acelera el flujo y con esto, llegará más oxígeno al mismo tiempo que nutrientes a todas esas zonas afectadas.

Cómo elegir una manta eléctrica

Niveles de potencia

Es cierto que los niveles de potencia suelen varias de unas mantas eléctricas a otras. Es decir, que la potencia va también en función del tamaño de la misma así como de la temperatura que pueda alcanzar. Si tenemos una potencia alta, entonces seguro que tendrás más opciones de temperatura y la manta un tamaño grande. Los niveles de potencia se sitúan entre 50 y 150 W.

Tamaño

Puedes comprar varios tamaños dependiendo del uso que le des. Ya que uno, que es más amplio, irá destinado a colocar en cama. Por este motivo suelen ser más grandes. Mientras que las que se usan para las contracturas en diferentes partes del cuerpo, ya disponen de unas medidas mucho más pequeñas y que pueden rondar en este caso entre los 30 y 60 centímetros.

Transpirable

Aunque no te lo parezca, pero es otro de los puntos importantes. Porque es cierto que muchas de las mantas eléctricas están hechas en materiales sintéticos y esto hace que no sean transpirables. Pero para una mayor comodidad del cuerpo, siempre es favorable que sí lo sean. Que tengan transpirabilidad es otro de los factores que nos ayudan a ver mejores resultados y a obtener una manta eléctrica cómoda y suave al tacto.

tipos manta eléctrica

Tacto

Lo acabamos de mencionar y es que no nos cansaremos de decirlo. Porque cuando una manta eléctrica es muy suave y delicada al tacto, sentiremos esa sensación de comodidad. Algo básico a la hora de poder situarla en las diferentes zonas del cuerpo que requieren de su trabajo. De ahí que debamos tenerlo siempre en cuenta.

Con funda protectora

Es un manera de tenerla más tiempo intacta. Queremos conservarla mucho más y por ello, las fundas evitarán los problemas de sol o de suciedad directa que podrían ocasiones algún que otro daño en ella. Es una manera de alargar su vida y su higiene, por lo que se trata de algo realmente necesario. Las fundas de algodón harán que sean mejor toleradas por las pieles más sensibles.

Con apagado automático

El apagado automático es otra de esas funciones que toda manta eléctrica debe llevar. Porque no es la primera vez que con el calor nos quedamos relajados y nos dormimos. Para evitar ciertos problemas como el estar en contacto directo con bastante calor durante mucho tiempo y también, para ahorrar en el consumo de luz. ¡La factura lo agradecerá!

Tipos de manta eléctrica

  • Convencional: Es la conocida como cubre-cama porque será este el lugar donde reposará. Una manta para la cama que tiene la función de ser eléctrica, de calentar mucho antes la cama y nuestro cuerpo, para evitar que sintamos el frío invernal. En este caso, tenemos que comprar un tamaño mayor.
  • Lumbar: La zona lumbar es una de la que más problemas da. Puede causar rigidez y dolores varios. De ahí que tengamos que prestarle especial atención. La manta eléctrica destinada para esta zona reduce tamaño en comparación con las anteriores y son más largas, pero también cuenta con niveles de temperatura y un buen resultado para relajar.

contraindicaciones manta eléctrica

  • Para el cuello: Las cervicales también nos pueden dejar serios problemas, sobre todo en los meses de invierno. Con el frío encogemos mucho más el cuerpo y esto hace que las contracturas aparezcan. En este caso hablamos de unas almohadillas que se pueden cerrar como si se tratara de un pañuelo o un chaleco. Nos dejará una sensación de agradable temperatura que nos relajará al momento.
  • Terapéutica: Cuentan con diferentes tamaños y esto hace que se puedan acoplar a las diferentes partes del cuerpo. Más rectangulares o más alargadas, pero las terapéuticas consiguen que por vía del calor, el cuerpo se llegue a descontracturar y de este modo, podamos decir adiós a los dolores.

¿Tiene contraindicaciones usar la manta eléctrica?

Si realmente la usamos de la manera correcta, por regla general no tiene contraindicaciones. Pero es cierto que lo aconsejable es no estar más de 20 minutos con ella. Sí se puede volver a usar a lo largo del día, en series cortas de tiempo, como hemos mencionado. Claro que todo casi todo, también cuenta con alguna excepción y es que, las personas diabéticas no deben usarla, tampoco se aconseja a las embarazadas ni personas con enfermedades graves o con ciertas inflamaciones en el cuerpo, porque podrían empeorar.

ventajas manta eléctrica

Mejores marcas de manta eléctrica

  • Daga: Desde 1921 esta marca se ha consolidado como uno de los grandes referentes, especialistas en comodidad y calor. Uniendo ambos conceptos, han conseguido hacerse con el control de la manta eléctrica. Productos tradicionales que han sabido evolucionar con el tiempo. Hoy en día cuenta con muchos y siempre idóneos modelos.
  • Lidl: Es una almohadilla lumbar y abdominal que cuenta con 100 W, por lo que ya estamos hablando de una buena potencia. Además de contar con su mando a distancia y un cinturón elástico para poder ajustarla en la zona que necesites. Desde luego, es otra de las grandes ideas del supermercado.
  • Beurer: La compañía se fundó en el 1919 en Alemania. Siempre se han centrado en productos destinados a la comodidad y también a la salud. La tecnología es un campo que dominan y de ahí que hayan salido varias opciones en cuanto a mantas eléctricas que son perfectas, con diferentes temperaturas y grandes resultados.
  • Medisana: Siempre vendiendo productos de salud y belleza, se han hecho un hueco en el mundo actual. Cuenta con varias opciones en cuestión de tamaños, ya sea para cama, para los pies o bien para las zonas lumbares y cervicales. ¿Con cuál te quedas?

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.