Glucómetro

Desde hace un tiempo, las compañías de software y hardware están fabricando dispositivos inteligentes para cuidar de nuestra salud. Esos dispositivos miden sobre todo el pulso, pero también nos ayudan a motivarnos y mantenernos activos. Mucho antes de eso ya existían algunos dispositivos para cuidarnos, como los pulsómetros mientras hacemos deporte o los glucómetros para personas que tienen problemas con la glucosa en sangre. En este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre estos aparatos que literalmente pueden salvar vidas.

Mejores glucómetros

El mejor Medidor de glucosa en... Medidor de glucosa en... No hay valoraciones 26,99 €
Calidad Precio GLUCOMETRO GLUCOMEN AREO... GLUCOMETRO GLUCOMEN AREO... No hay valoraciones 15,24 €
Nuestra favorita SD Codefree Glucometro... SD Codefree Glucometro... No hay valoraciones 27,00 €
One Step GlucoDr.... One Step GlucoDr.... No hay valoraciones 39,90 €
Medidor de glucosa en... Medidor de glucosa en... No hay valoraciones 16,99 €
Medidor de glucosa en... Medidor de glucosa en... No hay valoraciones 36,10 €
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
No hay valoraciones
26,99 €
15,24 €
27,00 €
39,90 €
16,99 €
36,10 €

Sinocare Medidor de glucosa

Aunque a todo se acostumbra uno, sacarse sangre no es algo que guste. Por ese motivo, Sinocare ha diseñado unos glucómetros que aseguran minimizar esta molestia. Pinchazo menos desagradable aparte, este medidor de glucosa está fabricado en EEUU e incluye unos chips modernos que, según el fabricante, son muy precisos. La misma marca también fabrica unas tiras de alta conductividad, incluidas en el paquete, que evitarán interferencias, lo que también ayudará a que las lecturas sean más precisas.

Lo que tenemos aquí es en realidad un kit que incluye, además del aparato, un envase o maleta para meter también las 25 tiras que incluye y las lancetas y en aparato de punción. En cuanto a la duración de la lectura, este Sinocare es de los rápidos y asegura que conoceremos los niveles en sangre sólo 5s después de colocar la tira reactiva con 0.6 micro litros de sangre en el medidor.

Pero eso no es todo: para ayudarnos a controlar mejor nuestros niveles de glucosa, este glucómetro tiene una memoria en el que podremos guardar hasta 200 resultados e incluye un registro de 7 días, 14 días y 28 días, por lo que no será necesario apuntar los resultados en un papel como he visto hacer a algún conocido. Y todo esto por un precio realmente asequible.

Sinocare Safe AQ Kit de prueba de diabetes

Este kit también es de Sinocare, por lo que comparte muchas de sus especificaciones. Salta a la vista su color rojo, por lo que personalmente creo que tiene que gustarte el color o llamará mucho la atención cada vez que lo saques de su estuche. Estuche que viene incluido en este kit, con las 25 tiras reactivas y el aparato de punción, que Sinocare asegura que tiene un diseño que minimiza las molestias a la hora de pinchar el dedo para obtener la sangre (0.6 micro litros).

Como su hermano más serio de color blanco, el Safe AQ es un glucómetro de los rápidos, y los resultados aparecerán en pantalla pasados 5s tras depositar la tira en el hueco diseñado para ellas. Las tiras que incluye son de las que minimizan o evitan interferencias, por lo que, unido a los chips de la compañía, harán que los resultados sean precisos.

SEEYC Medidor de glucosa en sangre

Y pasamos de un aparato con un color más alegre a uno más serio, ya que este glucómetro de SEEYC viene en un color negro que, personalmente y siempre que haya opción, sería el color elegido por mí. Este kit también incluye estuche, lancetas y tiras, 50 en este caso, y su diseño nos asegura minimizar las molestias derivadas del pinchazo. Por otra parte, el precio es un poco más elevado que el de los dos anteriores, pero SEEYC ha conseguido certificar este glucómetro para que cumpla con los estándares ISO 15197, por lo que la precisión está asegurada.

Entre otras especificaciones, este glucómetro se calibra automáticamente, por lo que es difícil que cometamos algún error al realizar nuestras lecturas. Las lecturas serán rápidas, tan sólo 5s, y podrá realizarlas con 0.6 micro litros, lo que es una gota pequeña. Y algo que nunca está de más, nos ofrecen 18 meses de garantía y un mes para devolverlo si no quedamos satisfechos.

Glucómetro adia (mg/dl) incl. 10 tiras reactivas

Si lo que buscamos es algo muy económico sin que por ello tengamos que sacrificar memoria, quizá nos interese un glucómetro como este de adia. Tiene 365 posiciones de memoria, por lo que podremos controlarnos durante todo un año a una medición/día. Su bajo precio no se traduce en muchas limitaciones, ya que se calibra automáticamente y sólo tarda 5s en mostrar los resultados.

Esto de adia es un kit que incluye estuche, 10 tiras reactivas, un dispositivo de punción, 10 lancetas, un diario para diabéticos y, nunca está de más, las pilas. La compañía también recomienda que tengamos en cuenta sus tiras para el futuro, ya que son más económicas que las de la competencia.

Contour XT Glucómetro

Hasta ahora, todo lo que hemos visto son glucómetros bastante económicos, lo que creo que está bien, pero quizá, teniendo en cuenta que estamos tratando con la salud, merezca la pena algo menos barato y con una marca más reconocida y con una trayectoria más larga como es BAYER. Por ese aumento de precio, que personalmente no creo que sea tan alto, conseguiremos mayor garantía en un aparato que es capaz de almacenar hasta 480 registros, lo que supera con creces un año con registro por día.

Además, este Contour XT es capaz de calcular el promedio de 7, 14 y 30 días. Por si eso parece poco, es difícil equivocarnos con este aparato, ya que se calibra automáticamente y, además, nos avisa cuando los valores son mayores o menores de lo aconsejable y muestra los resultados de las pruebas pre y postprandial. ¿Y si tenemos mala memoria? No hay problema: este pequeño aparato tiene alarmas para recordarnos realizar las mediciones.

Qué es un glucómetro

Glucómetro

Atendiendo a su etimología, «glucosa» proviene del griego, una palabra que significa «mosto» o «vino dulce». Por otra parte, «metro» puede referirse a una unidad de medida (distancia) o a un aparato de medición. Por lo tanto, la palabra compuesta «glucómetro» significa, sin mirarlo en el diccionario, aparato para medir el azúcar, o «aparato para determinar la cantidad de azúcar que tiene un líquido» según la RAE.

Dejando las definiciones atrás, un glucómetro es un aparato que sirve para medir la concentración de glucosa en sangre e indicar o ayudar a saber si están dentro de lo normal o no. Su tamaño les permite a los diabéticos o a cualquier persona que quiera controlar sus niveles de azúcar llevárselos siempre con ellos.

Cómo funciona un glucómetro

Si la duda es lo que tiene por dentro un glucómetro, eso depende del modelo y la marca. Por otra parte, si lo que se quiere es saber cómo usarlo, eso lo explicamos en un apartado más adelante en este artículo. Ahora bien, el funcionamiento de un glucómetro, como también explicamos en el siguiente punto, es similar al de otros lectores, como los de códigos de barras o QR, pero, lógicamente, mucho más sofisticado porque no se trata de una simple lectura, sino de un análisis.

Sí, básicamente lo que nos hace el glucómetro es un análisis. La diferencia con los otros en los que nos sacan sangre del brazo es que estos nos los hacemos nosotros con las lancetas y la información la lee el glucómetro. Los glucómetros normales, los que requieren pinchazo, recogen o calculan el azúcar en sangre desde la gota que le ponemos en la tira reactiva, unas tiras especiales que ayudan al cálculo. Los que no requieren pinchazo analizan la información que recoge el filamento que se coloca debajo de la piel, quien a su vez la recoge de los cambios que se producen en el líquido intersticial.

¿Existen los glucómetros sin pinchazo?

Medidor de glucosa sin pinchazo

Toda tecnología va avanzando y consiguiendo cosas increíbles, y mejorar la que se usa para leer los niveles de azúcar no iba a ser menos. Desde ya hace algún tiempo, existen glucómetros que usan un sistema basado en un dispositivo de lectura y un sensor que se coloca en el cuerpo, algo que recuerda a los que se usan para leer códigos de barras o para comprobar que hemos comprado el billete de un tren. El sensor es de tamaño y forma de un parche que se pega al cuerpo, más concretamente en el brazo, y tiene un filamento esterilizado muy pequeño que se coloca debajo de la piel.

Este sensor, que aunque técnicamente sí pincha no es el pinchazo habitual ni saca sangre como en los glucómetros de toda la vida, obtiene la información del líquido intersticial, que es un líquido que rodea las células de los tejidos y en el que se reflejan los cambios de glucosa en sangre con unos 5-10min de diferencia. Quizá este sea el único punto negativo para los que quieran más precisión, aunque va recogiendo información constantemente y siempre sabremos cómo hemos estado.

Por lo tanto, existir existen, pero si se quiere precisión, del mismo modo que en algo menos serio como el pulso es mejor usar una banda pectoral antes que un reloj, el glucómetro más fiable es el que obtiene la información directamente de la sangre.

Cómo se usa un glucómetro

Acabamos de mencionar que existen glucómetros que no requieren pinchazo. Esos no son los «normales», y su uso es tan sencillo como limpiar la zona, colocar el parche debajo el el brazo, con el filamento debajo de la piel como nos indica el fabricante, y luego pasaremos el lector por la zona como si se de un código de barras se tratara. Es más complicado hacerlo en uno «de pinchazo», para lo que tendremos que seguir estos pasos:

  1. Aunque es probable que fuera de casa no sea una opción, hay que limpiar la zona con alcohol o agua oxigenada en un algodón. Estemos donde estemos, tenemos que limpiar el dedo cómo podamos.
  2. A continuación, tenemos que pincharnos el dedo con la lanceta para sacarnos un poco de sangre.
  3. Probablemente no sea necesario, pero si no vemos sangre, nos presionamos la yema del dedo para que salga al menos una gota.
  4. Colocamos la gota en una tira reactiva.
  5. Colocamos la tira reactiva en el hueco del glucómetro especialmente diseñado para ellas.
  6. Esperamos unos segundos. Tras un tiempo corto que no suele superar por mucho los 5-10s, ya veremos el resultado en pantalla.

Esto ya no forma parte del proceso pero, por higiene, se recomienda guardar la tira reactiva en una servilleta de papel, para lo que nos sirve la misma que hemos usado para limpiarnos el dedo tras la extracción de sangre. Si puede ser, la tiramos directamente a la basura.

Deja un comentario

*

*

  1. Responsable de los datos: AB Internet
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

es_ESSpanish